La intervención temprana con éxito.


letters-804540_1280

Los niños con necesidades especiales de aprendizaje o intelectual se benefician enormemente de la intervención temprana. Los programas de intervención temprana se iniciaron en la década de los 70 , cuando las investigaciones indicaron que los niños y adultos con discapacidades de aprendizaje necesitaban una enseñanza y práctica estructurada con el fin de ayudarles a aprender habilidades y actividades que los niños con desarrollo típico adquieren en sus primeros años sin enseñanza explícita.

Existen ciertas claves para que nuestra intervención sea exitosa:

 Pequeños objetivos-más práctica.

Las investigaciones demuestran que hay que dividir los objetivos en pequeños pasos para facilitar la enseñanza de ciertas habilidades. Todos los niños necesitan práctica para consolidar y mejorar su aprendizaje y lo hacen de forma natural. Algunos niños con necesidades especiales generalmente necesitan más repetición y practica para llegar a consolidar la enseñanza y alcanzar la habilidad. Necesitarán sesiones individuales y familiares o juegos grupales, llenas de paciencia y práctica.

Asegurar el éxito- Aprendizaje sin errores.

Debemos enseñarles, ya sea por imitación o ayudándoles a terminar la acción, cual sería la secuencia lógica para tener éxito en la tarea. Deben practicar las secuencias correctas, asegurándonos que cada paso sea aprendido en el orden adecuado.

Los beneficios de los grupos.

Los niños y las familias se benefician enormemente de los programas de orientación familiar dentro de los primeros 3 años de vida. Esta orientación es muy valorada por los padres ya que aprenden como utilizar los juegos y la interacción con sus hijos de la manera adecuada con el fin de ayudar al niño a superar algunos de los efectos de su discapacidad y aprender más efectivamente. Sin embargo los servicios individuales suelen ser un poco exigentes para los niños, ya que se convierten en el único centro de atención. Los grupos pueden hacer que el aprendizaje sea más divertido, los que aprenden más rápidamente participan  directamente en el proceso de aprendizaje de los demás niños a la vez que consolidan el suyo propio y viceversa. En los grupos además los niños aprenden a socializar, mantenerse en silencio, esperar su turno y empezar de esta manera la preparación para el preescolar y la escuela. Muchos niños  son especialmente buenos en estos , sin embargo a otros les resulta más dificultoso y necesitan ser alentados a permanecer en el grupo. Esta es una de las razones por las cuales el ritmo de las actividades debe ser bastante rápido.

La mayor parte del aprendizaje tiene lugar de forma natural.

Si bien creemos que es muy importante que los padres entiendan lo que su hijo debe aprender , las dificultades especificas que presenta y cual es la manera correcta de enseñarles para ayudarles a progresar, hay que insistir que los niños aprenden durante todo el tiempo y en todas sus interacciones con los demás, por lo que se debe intentar proporcionarles experiencias de calidad.

Próximamente hablaremos más extensamente sobre actividades diseñadas para ayudar a los padres a ser más eficaces en su comunicación natural con su hijo. Sin embargo es el todo, el día a día , las interacciones con el resto de la familia lo que realmente ayuda al niño a aprender.

Las sesiones de terapia son exitosas cuando se transfieren las habilidades, conocimiento y confianza a los padres, y ellos se convierten en comunicadores y maestros naturales más eficaces en casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s