Espina Bifida


espina-bifida-1-728

La espina bífida es un defecto del tubo neural, un tipo de defecto congénito del cerebro, la columna vertebral o de la médula espinal. Ocurre si la columna vertebral del feto no se cierra completamente durante el primer mes de embarazo. Esto puede dañar los nervios y la médula espinal. Pruebas de detección durante el embarazo pueden diagnosticar espina bífida. A veces se descubre sólo después del nacimiento del bebé.

Existen cuatro tipos de espina bífida: oculta, defectos del tubo neural cerrado, meningocele y mielomeningocele.

La causa exacta de la espina bífida sigue siendo un misterio. Nadie sabe qué interrumpe el cierre completo del tubo neural, haciendo que se desarrolle una malformación. Los científicos sospechan que juegan un papel los factores genéticos, nutricionales y ambientales. Los estudios e investigaciónes indican que la ingesta insuficiente de ácido fólico, una vitamina B común, en la dieta de la madre es un factor clave en la causa de espina bífida y otros defectos del tubo neural. Las vitaminas prenatales que se recetan a la mujer embarazada típicamente contienen ácido fólico al igual que otras vitaminas.

Los síntomas de la espina bífida varían de persona a persona. La mayoría de las personas con espina bífida poseen una inteligencia normal. Otras necesitan dispositivos de asistencia, como aparatos ortopédicos, muletas o sillas de ruedas. También pueden presentar dificultades de aprendizaje, problemas urinarios e intestinales o hidrocefalia.

No hay cura para la espina bífida. El tejido nervioso dañado o perdido no puede reemplazarse o repararse, ni puede restablecerse la función de los nervios dañados. El tratamiento depende del tipo y la gravedad del trastorno. Generalmente, los niños con la forma leve no necesitan tratamiento, aunque algunos pueden necesitar cirugía al crecer.

Las prioridades clave para tratar el mielomeningocele son prevenir que se contraiga una infección en los nervios y tejido expuestos del defecto en la columna, y proteger los nervios expuestos y las estructuras de un trauma adicional. Los médicos han comenzado recientemente a hacer cirugía fetal para el tratamiento de mielomeningocele

Las últimas décadas han sido transformadora para las personas que nacen con espina bífida. Por primera vez, los cuidadores están viendo pacientes con 40 y 50 años, dijo Vickie Hobensack, una enfermera que ha trabajado con los niños por más de tres décadas y en la clínica durante 22 años.

Gracias a los grandes avances en las intervenciones médicas y quirúrgicas en los últimos 40 años, los niños que nacen con espina bífida hoy llevan una vida activa y productiva. De acuerdo con la Asociación de Espina Bífida, aproximadamente 90 por ciento de los niños afectados por el defecto viven hasta la edad adulta. Además, alrededor del 80 por ciento tienen una inteligencia normal. La mayoría de estos niños les va bien en la escuela, y muchos están involucrados en actividades deportivas modificadas. De hecho, alrededor del 75 por ciento de participación en deportes competitivos y/o actividades recreativas organizadas. Estudios de veinte años de seguimiento indican que los niños con espina bífida van a la universidad en las mismas tasas que la población general, y la mayoría sí trabajan. Mientras se amplían los avances en el cuidado de estos niños, la perspectiva continúa mejorando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s