Terapias para los niños con trastornos del espectro autista: ABA, RDI, Terapias de Integración Sensorial.


images

ABA (análisis del comportamiento aplicado)

La terapia basada en el análisis conductual aplicado ABA (por sus siglas en ingles: Applied Behavior Analysis) es la ciencia de la comprensión y de la mejoría del comportamiento, que hace uso de técnicas conductuales y principios conductuales para lograr un cambio significativo y positivo en el comportamiento. El objetivo principal de ABA es enseñar nuevas habilidades, promover la generalización de ellas y reducir comportamientos no deseados mediante un refuerzo sistemático.
ABA ayuda a las personas con autismo a aprender y desarrollar habilidades básicas como el  lenguaje, la comunicación, sostener el contacto visual, imitar o jugar, así como habilidades complejas como conversación, anticipación, empatía y la comprensión de la perspectiva de los otros.
En ABA el concepto es bastante simple. Se descompone la tarea que el niño tiene que aprender en pequeñas piezas, y se le enseña cada una.  En realidad se enseña como aprender. El sistema de intervención en ABA tiene objetivos claramente formulados, organizados en tareas simples para que la evolución del niño pueda ser permanentemente evaluada.
ABA además enseña a los padres como pueden enseñar a sus hijos nuevas habilidades y ayudarlos a generalizarlas en el entorno del día a día.
Para poder llegar al máximo potencial de cada niño los objetivos generales se dividen en áreas de funcionamiento:
Área I : Habilidades adaptativas:
Área II: Lenguaje
Área III: Funciones ejecutivas
Área IV: Habilidades motoras
Área V: Habilidades sociales
Área VI: Habilidades cognitivas
Área VII: Habilidades académicas
Área VIII: Habilidades de juego.

Muchos estudios han concluido que las técnicas ABA pueden producir mejoras en la comunicación, las relaciones sociales, el lenguaje o la imaginación. En el estudio hecho por el Dr. Lovaas, con un grupo de 20 niños, se probó que un porcentaje de 45% de los niños involucrados en el estudio se han recuperado. Todo esto puede pasar sólo si las 3 condiciones básicas se cumplen: una de ellas es que el niño empiece la terapia a una edad temprana (entre 2 y 3 años). La segunda es que la implicación de la familia en el proceso de terapia sea de forma activa, y que ayuden al niño a utilizar las habilidades aprendidas en las sesiones de terapia, y generalizarlas en un entorno diferente y lo más natural posible. Y la tercera condición seria la calidad de los especialistas, que tienen que diseñar intervenciones individuales y adecuadas para las necesidades de cada niño.

Los  programas ABA deben de ser diseñados y supervisados por profesionales cualificados, que incluyen tanto los psicólogos licenciados con preparación en las técnicas ABA como los analistas del comportamiento, que están certificados por la junta Behavior Analyst Certification Board. (BACB) (http://www.bacb.com/).

RDI (intervención del desarrollo en las relaciones)

RDI (intervención de desarrollo en las relaciones) ( Relationship Development Intervention) es una terapia relativamente nueva , la cual ha sido desarrollada por los psicólogos clínicos Steven Gutstein, PhD, y Rachelle Sheely, PhD.

La terapia RDI tiene como objetivo enseñar a los niños a participar en relaciones sociales con otras personas. Por lo general, la formación RDI comienza ayudando a los niños a desarrollar las relaciones con sus padres y otros miembros de la familia. Es muy similar a otras terapias para el autismo las cuales se centran en el déficit básico: las habilidades sociales y la interacción.
La participación de los padres es clave para el éxito de la RDI. RDI enseña a los padres cómo utilizar todas las oportunidades como “momentos de enseñanza”. Estos momentos son oportunidades para involucrar a los niños y desarrollar habilidades sociales más apropiadas. Se intenta llevar a los papás a desarrollar un rol de guía bajo las condiciones de un desarrollo normal. Cuando el padre es consciente de todo lo que su hijo necesita y puede lograr, la casa se convierte en un escenario de aprendizaje como ningún otro. Un padre convertido en un guía consciente, aprovecha desde subirse al coche, ir al súper, cambiarse la ropa. Cualquier actividad cotidiana se convierte en el vehículo de remediación.

Dado que la formación RDI es relativamente nueva, no hay mucha evidencia clínica para demostrar su eficacia. Los estudios realizados por los desarrolladores de RDI, sin embargo, han mostrado una mejora significativa en los niños tratados con RDI en base a dos pruebas de diagnóstico de uso común para el autismo.

Terapia de integración sensorial

El uso de terapias de integración sensorial se ha demostrado que ayuda a mejorar los problemas de los diferentes trastornos del procesamiento sensorial que están ligados al autismo. Aunque estas terapias pueden ayudar, no hay documentación científica de que las terapias sensoriales son eficaces en el tratamiento del autismo.
Los terapeutas capacitados en la realización de la terapia sensorial para el autismo trabajan uno-a-uno con el niño. El objetivo es ayudar a regular la reacción del niño a los estímulos externos.
Por ejemplo, si el niño es hipersensible a ser tocado, el terapeuta va a trabajar para desensibilizar al niño  a la estimulación táctil. El terapeuta podría usar telas con diferentes texturas con el objetivo de acostumbrar al niño a las diferentes sensaciones. Las terapias se realizan de una forma divertida para que no sean abrumadoras para el niño.
Varias terapias sensoriales se pueden utilizar para tratar una variedad de problemas que afectan a los niños con autismo. Por ejemplo, dar vueltas en una silla puede reducir la hiperactividad . Una presión profunda puede ser calmante, por lo que el terapeuta puede aplicar esta presión enrollando a los niños en esteras mientras juegan de una forma segura. Otras terapias sensoriales pueden incluir movimientos de balanceo, de vibración, y el ejercicio aeróbico.
A diferencia de la aplicación de ABA y RDI, las terapias sensoriales no requieren un gran compromiso de tiempo. Son terapias complementarias que los padres y el terapeuta determinarán necesarias o no en dependencia de las necesidades del niño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s