Afasia


afasia

La afasia consiste en la pérdida total o parcial de la capacidad de hablar como consecuencia de una lesión ocurrida en las zonas del cerebro destinadas al lenguaje. (Típicamente en la mitad izquierda del cerebro) Las personas que sufren daños en el lado derecho del cerebro pueden tener dificultades adicionales más allá de los problemas del habla y lenguaje. La afasia puede provocar dificultades para hablar, escuchar, leer y escribir, pero no afecta la inteligencia. Los individuos con afasia también pueden tener otros problemas, como la disartria, apraxia, o problemas para tragar.
La afasia es causada frecuentemente por un accidente cerebrovascular. Sin embargo, cualquier enfermedad o daño a las partes del cerebro que controlan el lenguaje pueden causar afasia. Estos incluyen tumores cerebrales, lesión cerebral traumática, y trastornos neurológicos progresivos. Según la Asociación Nacional de afasia, alrededor del 25% al 40% de las personas que sobreviven a un accidente cerebrovascular padecen afasia.

Existen diferentes tipos de afasia. Cada tipo puede provocar un deterioro que varía de leve a grave. Los tipos más comunes de afasia incluyen los siguientes:

Afasia expresiva: Con la afasia expresiva, la persona sabe lo que quiere decir, sin embargo, tiene dificultades para expresar lo que están tratando de comunicar. Habla con frases cortas y fragmentadas y solo usan palabras sueltas (por ejemplo: nombre de los objetos) y omiten las palabras más cortas (por ejemplo: los artículos y proposiciones).Colocan las palabras en el orden equivocado e intercambias los sonidos o las palabras ( usa: ¨mesa¨ para decir ¨cama¨ o ¨plavalatos¨ por ¨lavaplatos¨)

Afasia receptiva: Con la afasia receptiva, la persona puede oír una voz o leer la letra, pero no puede entender el significado del mensaje. A menudo, una persona con afasia receptiva malinterpreta las sutilezas del lenguaje-entiende por literal el lenguaje figurado. Su propio discurso puede ser perturbado porque no entienden su propio idioma. La persona necesita tiempo adicional para entender mensajes orales.Es frustrante para la persona que tiene afasia y para el oyente, puede tener como consecuencia la interrupción total de la comunicación.
Afasia anómica: Con la afasia anómica, la persona tiene dificultades para encontrar las palabras correctas para describir objetos, los lugares o los eventos.

Afasia global: Este es el tipo más grave de la afasia. Una causa frecuente de la afasia global suele ser una lesión que destruye gran parte de las áreas del habla del hemisferio dominante. Cuando la causa principal es una de las siguientes: edema, parálisis postconvulsiva, una alteración metabólica o hipertermia transitoria, la recuperación suele ser posible y relativamente rápida. Con la afasia global, la persona tiene dificultad para hablar y comprender las palabras. Además, la persona es incapaz de leer o escribir.

Afasia progresiva primaria: Es un trastorno poco común, donde la gente pierde lentamente su capacidad de hablar, leer, escribir y comprender lo que escuchan en la conversación durante un período de tiempo. No existe un tratamiento para revertir la afasia progresiva primaria. Las personas con afasia progresiva primaria son capaces de comunicarse con formas distintas de expresión. Por ejemplo, podrían usar gestos. Y muchos se benefician de una combinación de terapia del habla y los medicamentos.

La afasia puede ser leve o grave. La gravedad de los problemas de comunicación depende de la cantidad y ubicación del daño cerebral.
Con la afasia leve, la persona puede ser capaz de conversar, pero tienen problemas para encontrar la palabra correcta (anomia) o entender conversaciones complejas.
La afasia severa limita la capacidad de la persona para comunicarse, puede que no entienda nada de lo que se le diga, puede decir poco, o nada en absoluto. Es capaz de usar aproximaciones de frases comunes, como “sí”, “no”, “hola” y “gracias”

Usualmente los doctores diagnostican afasia, al tratar pacientes que han sufrido accidentes cardiovasculares o lesiones cerebrales producidos por otras causas. Al usar una serie de pruebas neurológicas y test relacionados específicos , los doctores y logopedas pueden determinar si la persona padece afasia y la severidad de esta.
La evaluación se efectúa analizando los siguientes aspectos de la comunicación:

El Habla:

  • Facilidad de la expresión oral, timbre de la voz y volumen.
  • Con cuánta claridad habla la persona.
  • Fuerza y coordinación de los músculos necesarios para hablar (lengua, labios).

La comprensión:

  • Comprensión y uso del vocabulario (semántica) y la gramática (sintaxis)
  • Comprensión y capacidad de responder tanto a preguntas simples cuyas respuestas sean sí o no (por ej., ¿Te llamas Miguel?) como a preguntas que requieran respuestas más complejas (por ej., ¿Para qué se usa el martillo?)
  • Comprensión de formas más prolongadas del discurso-la persona escucha un cuento o una narración expositiva y contesta preguntas sobre los hechos de lo leído (las respuestas se hallan en el pasaje) y preguntas deductivas (el paciente tiene que llegar a una conclusión basada en la información obtenida durante la lectura
  • Capacidad de seguir instrucciones cada vez más largas y complejas
  • Capacidad narrativa (muestra de lenguaje) tanto de manera oral como por escrito

La expresión

  • ¿Puede la persona indicar los pasos necesarios para completar una tarea, o puede narrar centrándose en un tema y siguiendo una secuencia de sucesos?
  • ¿Puede describir la “trama” en una imagen que muestra acción?
  • ¿Es su narración coherente o es difícil de entender?
  • ¿Puede recordar las palabras que necesita para expresar las ideas?
  • ¿Se expresa la persona en oraciones completas, oraciones telegráficas o frases, o palabras sueltas?

La comunicación social

  • Destrezas de comunicación social (lenguaje pragmático)
  • Capacidad de interpretar o explicar bromas, comentarios sarcásticos, lo absurdo de narraciones o ilustraciones (por ej., ¿Por qué resulta extraño ver a una persona vestida con traje de baño en la nieve?)
  • Capacidad de iniciar una conversación, turnarse durante la misma, y expresar las ideas con claridad y utilizando palabras y oraciones variadas
  • Capacidad de aclarar o reformular cuando su interlocutor no entienda lo que le ha dicho
  • La lectura y la escritura
  • Lectura y escritura de letras, palabras, frases, oraciones y párrafos

Otros

  • La deglución (si fuere necesario)
  • La capacidad de utilizar instrumentos de comunicación aumentativa o alternativa (si fuere necesario)

Existen numerosos tipos de tratamiento para las personas con afasia. El tipo de tratamiento depende de las necesidades y los objetivos del paciente. Existen programas especializados y también métodos menos formales. Para muchos, lo más apropiado es una combinación de tareas formales e informales. El tratamiento lo suele conducir un logopeda, puesto que el tratamiento mejora notablemente la capacidad comunicativa del paciente en la mayoría de los casos, se debería comenzar lo antes posible.

 

Referencias: American Speech Language Hearing Association //WebMD //Asociación ayuda Afasia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s