Terapias Trastorno del espectro autista II


images

Continuamos analizando diferentes terapias para los trastornos del espectro autista. En nuestra entrada anterior hablamos sobre : Modelo de Tratamiento y Educación para Niños con Autismo y Discapacidades en Comunicación (por sus siglas en inglés, TEACCH), Tiempo de suelo (Floortime) y Conducta verbal (VB).

Ver aquí:

Hoy hablaremos sobre:  Entrenamiento de Imitación de Destrezas Recíprocas (por sus siglas en inglés, RIT) , Entrenamiento en Destrezas Centrales (por sus siglas en inglés, PRT) Comunicación social /regulación emocional /apoyo transaccional (SCERTS) SCERTS (Social Communication/Emotional Regulation/Transactional Support) y Zooterapia

Entrenamiento de Imitación de Destrezas Recíprocas (por sus siglas en inglés, RIT)

El Entrenamiento de Imitación de Destrezas Recíprocas (Reciprocal Imitation Skills) es una intervención de imitación naturalista, que fue desarrollada para enseñar a niños con autismo a imitar durante el juego (Ingersoll, 2010). Por otro lado, Ingersoll & Schreibman (2006) lo describen como una intervención de comportamiento naturalista en la que el incremento en la imitación resultó en cambios colaterales del lenguaje, forma de jugar y comportamientos de atención conjunta en los niños. La meta del RIT es enseñar destrezas de imitación sin las continuas interacciones de un adulto (Ingersoll, 2008). Esta terapia es apropiada para los niños pequeños hasta 6 años, aunque puede ser adaptada a niños mayores, es más eficaz para los niños que tienen síntomas menos severos y niveles cognitivos superiores. Aunque la terapia es eficaz en niños que ya son receptivos a sus padres, es mucho más necesaria para aquellos que no son sensibles a sus padres. Se utilizan dos tipos de imitación, la imitación del objeto y la imitación de los gestos.

Entrenamiento en Destrezas Centrales (por sus siglas en inglés, PRT)

El Entrenamiento en Destrezas Centrales (Pivotal Response Training) para Autismo es una de las estrategias de intervención actuales más utilizadas y es resultado de investigaciones relacionadas a individuos con autismo (Koegel & Koegel, 2006). Según Kuhn, Bodkin, Devlin & Doggett (2008), el PRT se caracteriza porque se instruye a los compañeros de clases o pares en el uso de estrategias de modelos ejemplares, juegos de roles y retroalimentación. Este modelo va más dirigido a la inclusión e interacción de niños con autismo con sus pares de educación regular. PRT se usa para enseñar lenguaje, reducir conductas perjudiciales o autoestimulantes, y aumentar habilidades sociales, académicas y de comunicación al enfocarse en conductas importantes, o “centrales”, que afectan a una amplia gama de conductas. Las conductas centrales primarias son la motivación y que el niño inicie la comunicación con los demás.

El niño con autismo desarrolla cuatro comportamientos fundamentales a través del PRT que han sido científicamente documentados, estos son:

  • el desarrollo de respuestas a las distintas claves (clues)
  • el auto-control
  • la autonomía.

Durante la intervención se usan estrategias motivacionales con la mayor frecuencia posible. Éstas incluyen la variación de tareas, el repaso de tareas dominadas para asegurar que el niño retenga las habilidades aprendidas, la recompensa de intentos, y el uso de refuerzos directos y naturales. El niño juega un papel crucial en determinar las actividades y objetos a usar en el intercambio PRT. Por ejemplo, un buen intento de comunicación funcional se recompensa con un refuerzo relacionado al esfuerzo del niño por comunicarse (por ejemplo, si un niño intenta pedir un juguete, el niño recibe el juguete).

Las estrategias de este modelo aumentan la interacción comunicativa entre los niños con autismo, a la vez que minimiza la necesidad de un tutor adulto y de utilizar avisos o claves (Kuhn et al., 2008).

Comunicación social/ regulación emocional/ apoyo transnacional (SCERTS)

Es un modelo educativo desarrollado por Barry Prizant, Ph.D., Amy Wetherby, Ph.D., Emily Rubin y Amy Laurant. SCERTS utiliza prácticas de otras terapias incluyendo ABA (en la forma de PRT), TEACCH, Floortime y RDI. El Modelo SCERTS difiere más notablemente del enfoque ABA “tradicional” al promover que el niño inicie la comunicación durante las actividades cotidianas. El interés primordial de SCERTS es ayudar a los niños con autismo a alcanzar un “progreso auténtico”; esto se define como la capacidad de aprender y aplicar espontáneamente habilidades funcionales y relevantes a una variedad de entornos y con una variedad de compañeros.

El acrónimo SCERTS se refiere a su énfasis en:

“SC” o Comunicación Social – Desarrollar una comunicación espontánea y funcional, expresión emocional y relaciones seguras y de confianza con adultos y otros niños.

“ER” o Regulación Emocional – Desarrollar la capacidad de mantener un estado emocional bien regulado para  lidiar con las tensiones de la vida cotidiana, y para poder estar bien dispuesto a aprender e interactuar.

“TS” o apoyo transaccional – Desarrollar e implementar apoyos que ayudan a los compañeros a responder a las necesidades e intereses del niño, modificar y adaptar el entorno, y proveer herramientas para aumentar el aprendizaje (p.ej., comunicación con imágenes, horarios escritos, y apoyos sensoriales).

También se desarrollan planes específicos para brindar apoyo educativo y emocional a las familias, y para fomentar el trabajo en equipo entre los profesionales. El modelo SCERTS puede aplicarse a niños y adultos con distintos niveles de habilidades del desarrollo, incluso individuos verbales y no verbales. Es un modelo útil de vida que puede usarse desde el diagnóstico inicial, durante los años escolares y en adelante. Puede ser adaptado para satisfacer las exigencias especiales de individuos con el trastorno del espectro autista en distintos ambientes sociales, incluyendo la casa, la escuela, la comunidad y también en ambientes de trabajo.

Zooterapia

la Terapia Asistida con Animales (Zooterapia), se define como una intervención diseñada para mejorar el funcionamiento cognitivo, físico y/o social de un paciente, con unos objetivos específicos delimitados en el tiempo, la Zooterapia desarrolla en los individuos con autismo un aumento en la motivación social así como reducción de los síntomas de inatención, distracción y comportamientos sedentarios. A continuación se presentan tres programas de Zooterapia que su eficacia ha sido probada a través de investigaciones en el tratamiento de autismo en niños.

1. Equinoterapia: La Equinoterapia se define como la utilización del paseo a caballo para mejorar la postura, balance, y movilidad a la vez que desarrolla un lazo entre el caballo y el paciente. Correr caballos motiva a los niños a trabajar con sus manos, ejercitarse, socializar con los caballos y con personas de todas las edades, ganar confianza en sí mismo, y aprender nuevas destrezas. Por otro lado, según la equinoterapia ayuda al niño con autismo a jugar e interactuar con otros mientras facilita el movimiento y crea oportunidades para desarrollar destrezas motoras avanzadas. El programa no es solo montar a caballo sino, más bien, que el niño y el caballo trabajen como compañeros de un mismo equipo, a el caballo no le importa como el niño camina o habla, o como se desenvuelve en la escuela; esa falta de juicio hacia el niño, hace cualquier relación más libre.

2. Delfinoterapia :La Delfinoterapia es un método efectivo y exitoso para crear un ambiente óptimo de aprendizaje en el que el funcionamiento de los niños con limitaciones puede ser aumentado. La Delfinoterapia consiste en la interacción del paciente con uno o varios delfines ya se dentro de una piscina o en un ambiente natural cerrado, los niños con necesidades especiales aprenden hasta cuatro veces más rápido cuando interactúan con delfines. Por otro lado indican que la Delfinoterapia produce beneficios significativos en lo relativo a la capacidad comunicativa y atencional.

3. Terapia con perros: La terapia con perros consiste en exponer al niño con autismo a interactuar con perros dentro en un ambiente en el que se sientan seguros, la presencia de perros en el salón de clases crea una atmósfera de aceptación amorosa, mejora la el foco de atención de los niños y aumenta su habilidad para aprender. A través de la Terapia con perros los niños no solo mejoran sus destrezas de verbalización, sino que también mejoran el contacto visual y aumenta la espontaneidad para comenzar conversaciones.

Todos estos programas están todos dirigidos a personas con el Trastorno del Espectro Autista y cada uno de ellos tiene como objetivo mejorar los rezagos educativos que son producto del trastorno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s