Un estudio encuentra desconexión sensorial en los niños autistas


Los resultados de un nuevo estudio publicado por investigadores de la Universidad de Vanderbilt en The Journal of Neuroscience desvelan algunas claves de por qué los niños autistas tienen problemas de comunicación y problemas para la conexión con la gente.
Los niños con trastornos del espectro autista no relacionan instantáneamente los ruidos con las fuentes de donde proceden  o las palabras que oyen con quienes la pronuncian. La investigación sugiere que los juegos para mejorar la percepción sensorial debe ser un foco principal en la terapia de intervención temprana.

“Sabemos que hay problemas sensoriales en niños con autismo”, dijo Mark Wallace, neurobiólogo y director del Instituto del Cerebro de Vanderbilt. “Eso se ha establecido desde hace mucho tiempo. Pero desde nuestra perspectiva no se ha apreciado cuan importante es la integración a través de los diferentes sentidos para la construcción de un cerebro sano.”

En el estudio, científicos de Vanderbilt compararon 32 niños con desarrollo típico de entre 6 y 18 años de edad, con 32 niños de alto funcionamiento con autismo, haciendo coincidir los grupos en prácticamente todas las formas posibles, incluyendo el cociente intelectual.

Los participantes del estudio trabajaron a través de una batería de tareas diferentes. Los investigadores usaron diferentes tipos de estímulos visuales, como destellos simples y sonidos; estímulos ambientales más complejos, como un martillo golpeando un clavo, y estímulos del habla y se pidió a los participantes que dijeran si los acontecimientos visuales y auditivos ocurrieron al mismo tiempo.
Los niños autistas tienen problemas para identificar la acústica y los estímulos visuales simultáneamente.
El estudio encontró que los niños con autismo tienen un agrandamiento en un área conocida como la ventana de la unión temporal, es decir, el cerebro presenta problemas para asociar los acontecimientos visuales y auditivos que suceden dentro de un cierto periodo de tiempo.
“Es como si estuvieran viendo una película extranjera que fue mal doblada – las señales auditivas y visuales no coinciden en sus cerebros”, dijo Stephen Camarata, profesor de ciencias de la audición y del habla en Vanderbilt.

Wallace dijo que los juegos de ordenador podrían utilizarse para ayudar a los niños autistas a mejorar sus habilidades sensoriales.
“En todas las pruebas, a los niños se les pide básicamente hacer un juicio y elección acerca de la simultaneidad de una luz y un sonido”, dijo Wallace. “Puede ser muy simple … Un destello de luz y una explosión de sonido “. Uno de los ejemplos que usan es un abejorro. A los niños se les pide diferenciar entre los abejorros machos y abejorros femeninos. Con los abejorros machos, el flash y el sonido son simultáneos, mientras que los abejorros femeninos el flash y el sonido ocurren en diferentes momentos “.

En una segunda parte del estudio, los científicos encontraron que los niños con autismo también muestran debilidades en cómo de fuertes estaban “consolidados” o asociados los estímulos del lenguaje audiovisual. “Una de las imágenes clásicas de los niños con autismo es que tienen sus manos sobre sus oídos. Una de las razones puede ser que estén tratando de compensar sus cambios en la función sensorial atendiendo únicamente a un sentido, lo que puede ser una estrategia para minimizar la confusión entre los sentidos”, apunta Wallace. Básicamente vemos una situación de una mala “sintonización” de los diferentes canales sensoriales, generando por tanto un procesamiento erróneo de esta información.

Este nuevo estudio viene a reafirmar algo que en la práctica diaria ya era obvio, pero la relevancia de estos trabajos es que vienen a dar una mayor fortaleza al trastorno del procesamiento sensorial como una comorbilidad en los Trastornos del Espectro Autista y de la relación directa con el desarrollo del lenguaje. Así como a dar la importancia que una intervención específica en este campo tiene, aspectos que nos ayudan también a comprender más los problemas de aprendizaje, o porqué el trabajo de los terapeutas especializados en Integración sensorial es tan importante.

Investigadores de Vanderbilt también están investigando cómo los niños autistas perciben el tacto. “Estamos trabajando en el laboratorio en lo que llamamos el dominio del tacto, para ver si lo que sucede con la vista y el oído también se extiende al ámbito de contacto táctil.” Dijo Wallace.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s