Aprendizaje a través de proyectos (ApP).


pencil-sharpener-838605_1920-1-e1449447796308

El sistema educativo finlandés, conocido como uno de los mejores del mundo, realizó un cambio radical con el que esperan mejorar la calidad de sus escuelas. Las clases tradicionales fueron desplazadas por los proyectos temáticos, que adquieren un mayor protagonismo en las aulas.
A partir de 2016, todos los centros de enseñanza del país nórdico empezaron a aplicar un método nuevo conocido como Phenomenon Based Learning. Bajo este sistema, las clases tradicionales fueron desplazadas por proyectos temáticos en los que los alumnos se apropiaron del proceso de aprendizaje.
El modelo de trabajo por proyectos es por excelencia la vía capaz de llevar al estudiante a un conocimiento integral que lo va formando como ser inquisitivo, crítico, reflexivo y activo, que se pregunta el porqué de las cosas y no se conforma con una respuesta a priori.

Según ha asegurado a la BBC Marjo Kyllonen, gerente de educación de Helsinki, “en la educación tradicional, los alumnos van a su clase y tienen clases de matemáticas, después de literatura y luego de ciencias. Ahora, en lugar de adquirir conocimientos aislados sobre diferentes materias, el papel de los estudiantes es activo. Ellos participan en el proceso de planificación, son investigadores y también evalúan el proceso”.

Según Kyllonen, “el motivo de este cambio es que la forma tradicional de educación, dividida entre diferentes materias, no está preparando a los niños para el futuro, cuando necesitarán una capacidad de pensamiento interdisciplinaria, mirar a los mismos problemas desde distintas perspectivas y usando herramientas de distintos tamaños”. Sin embargo, el Finnish National Board of Education aclaró que las clases tradicionales no desaparecerán por completo, al menos de momento. Aunque el nuevo currículum hace hincapié en las clases prácticas y colaborativas, en las que los alumnos trabajarán con varios profesores simultáneamente, seguirán conviviendo con algunas clases tradicionales.FINLANDIA CAMBIA

Para el investigador de proyectos la formulación de preguntas es la esencia de su labor y, cuando se profundiza en la búsqueda de respuestas, éstas conllevan a la formulación de nuevas y más complejas preguntas, es así como se va construyendo el conocimiento y se va creciendo en la calidad de la investigación y en el análisis de los progresos propios. Y en estos procesos está implicada la metacognición. El Aprendizaje basado en proyectos, se fundamenta en el constructivismo de Piaget, Dewey, Bruner y Vigotsky; esta estrategia mira al aprendizaje como el resultado de construcciones mentales, actuales o previas de los seres humanos. Una de las características del ApP es la oportunidad de involucrar un trabajo interdisciplinario, el cual propicia indagar en los alumnos sus intereses y así poder desarrollar proyectos que generen aprendizajes significativos. Se organiza a los alumnos en pequeños grupos de trabajo y ellos aplican la experiencia que adquieren a lo largo del trabajo en el salón de clase, así pueden explorar sus áreas de interés y construir fortalezas.
Vemos que por medio de la enseñanza por proyectos, se estimula al alumno a crear conciencia sobre su propio proceso de aprendizaje. En el aprendizaje por proyectos lo más importante no es el producto o resultado final sino el proceso de aprendizaje y profundización que llevan a cabo los estudiantes.

No existe una única forma para implementar un proyecto, las experiencias, los materiales, la información, el contexto, son los elementos que delimitan el desarrollo y conclusión que presentarán; sin embargo, es muy importante que se tenga claro el objetivo que se desea cumplir, para que el proyecto se planee y se complete de manera efectiva.

Condiciones básicas o generales para que un proyecto tenga sentido
•Que los alumnos estén convencidos de que es algo que quieren o les interesa hacer.
•Que tenga un objetivo formativo / educativo.

Condiciones imprescindibles de cualquier proyecto
.Que desarrolle contenidos significativos: Los profesores deben escoger los contenidos, objetivos y competencias  más significativos para el proyecto, tomando como referencia el currículo y lo que es más importante desde su punto de vista.
.Que parta de la necesidad de saber: Los profesores pueden motivar esa necesidad de conocer cosas nuevas y desarrollar el proyecto mediante una actividad inicial que despierte el interés y dé pie a las preguntas.

Elementos básicos que deben aparecer en cualquier proyecto
.Una pregunta guía (Driving question): Una vez planteada la situación, es necesario crear una pregunta hacia cuya respuesta se dirija el trabajo. Debe ser clara, tener una respuesta abierta y conectar con las competencias y conocimientos que los alumnos deben trabajar y adquirir.
.Dar autonomía a los estudiantes (voice and choice): Durante el trabajo, los alumnos tienen que ser los protagonistas: opinar, elegir y tomar las decisiones. No obstante, es necesario adaptar este planteamiento general a la realidad del aula. Así que pueden establecerse diferentes niveles de “autonomía”:
•Nivel más bajo. Puede decirse a los alumnos qué tema tienen que estudiar e incluso como diseñar, crear y presentar los productos finales.
•Nivel intermedio. Dar una serie de opciones (limitadas) para evitar que los alumnos se vean desbordados por las posibilidades.
•Nivel alto. Todas las decisiones corresponden a los alumnos, por ejemplo qué producto hacer, qué proceso seguir. Incluso pueden elegir el tema y la pregunta inicial.
.Incluir el trabajo de las habilidades / competencias del siglo XXI:  Estas habilidades son: colaboración, comunicación, pensamiento crítico y uso de las nuevas tecnologías.
.Investigación e innovación: La investigación real tiene lugar cuando los alumnos siguen un proceso como este: plantean sus propias preguntas, buscan recursos y responden a esas preguntas, generan dudas y cuestionan, revisan y establecen conclusiones. Esta investigación trae consigo la innovación real: surgen nuevas preguntas, nuevos productos y nuevas soluciones.
.Revisión y retroalimentación:  Mientras trabajan, revisan unos a otros sus trabajos tomando como referencia las rúbricas y los ejemplos.Es necesario enseñar a los alumnos a evaluar el trabajo de otros tomando como referencia las rúbricas.
.Presentación pública del trabajo:  El ideal es presentarlo no solo a los profesores y compañeros sino trabajar con la idea de un producto que se va a presentar a una audiencia general y que va a ser puesto a disposición de todos.

La principal ventaja del aprendizaje por proyectos,  es que el alumno está constantemente frente a una situación problemática real, favoreciendo así un aprendizaje más vinculado con el mundo fuera de la escuela, que le permite adquirir el conocimiento de manera no fragmentada o aislada y por consecuencia más significativa.
– Promueve que los estudiantes piensen y actúen con base en el diseño de un proyecto, elaborando un plan con estrategias definidas, para dar una solución a una interrogante y no tan sólo cumplir objetivos curriculares.
– Permite el aprender en la diversidad al trabajar todos juntos.
– Estimula el crecimiento emocional, intelectual y personal mediante experiencias directas con personas y estudiantes ubicados en diferentes contextos.
– Los estudiantes aprenden diferentes técnicas para la solución de problemas al estar en contacto con personas de diversas culturas y con puntos de vista diferentes.
– Aprenden a aprender el uno del otro y también aprenden la forma de ayudar a que sus compañeros aprendan.
– Aprenden a evaluar el trabajo de sus pares, a dar retroalimentación constructiva tanto para ellos mismos como para sus compañeros.
– El proceso de elaborar un proyecto permite y alienta a los estudiantes a experimentar, realizar aprendizaje basado en descubrimientos, aprender de sus errores y enfrentar y superar retos difíciles e inesperados.

En España el aprendizaje por proyectos se está llevando a cabo en muchos colegios en la etapa de Infantil (de 3 a 5 años), aunque son muy pocos los que se atreven a aplicarlo en Primaria. Algunos colegios aseguran hacerlo, pero continúan con la distinción por asignaturas y los tradicionales libros de texto, lo que convierte el curso en una maratón agotadora para alumnos y profesores, que tienen que preparar los proyectos, seguir el temario de los libros de texto, hacer y corregir exámenes

1427473093_128987_1427567669_sumario_normal

Los colegios de jesuitas de Cataluña, han comenzado a aplicar recientemente un sistema similar.  Están implantando un nuevo modelo de enseñanza que ha eliminado asignaturas, exámenes y horarios y ha transformado las aulas en espacios de trabajo donde los niños adquieren los conocimientos haciendo proyectos conjuntos. Para llevar a cabo el proyecto, que lleva por nombre “Horizonte 2020”, los jesuitas han derribado las paredes de sus aulas y las han transformado en grandes espacios para trabajar en equipo, unas ágoras en las que hay sofás, gradas, mucha luz, colores, mesas dispuestas para trabajar en grupo y acceso a las nuevas tecnologías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s