Pensamiento Crítico : Asignatura pendiente.


cerebro

Una de las muchas asignaturas pendientes es la de enseñar pensamiento crítico a los alumnos.
El pensamiento crítico es el proceso de analizar y evaluar el pensamiento con el propósito de mejorarlo. El pensamiento crítico presupone el conocimiento de las estructuras más básicas del pensamiento (los elementos del pensamiento) y los estándares intelectuales más básicos del pensamiento (estándares intelectuales universales). La clave para desencadenar el lado creativo del pensamiento crítico (la verdadera mejora del pensamiento) está en reestructurar el pensamiento como resultado de analizarlo y evaluarlo de manera efectiva.

Saber analizar una información y plantearse cosas básicas como quién las está dando, por qué la está dando, saber si puede haber algún interés detrás, y de esta forma llegar a una opinión propia es algo fundamental de cara a enfrentarse al mundo, en especial hoy en día cuando la cantidad de información a la que ha de enfrentarse cualquiera ha crecido en varios órdenes de magnitud gracias, entre otras cosas, a Internet.

El reto de la educación y en particular, del contexto escolar es responder con compromiso para alcanzar exitosamente los cimientos de una educación que no busque empecinadamente la certeza sino que cultive y propicie la incertidumbre, la duda, que cuestione, e integre realidad, cognición y emoción. La escuela, debe dejar de ser un centro de instrucción, de distribución de información y de desarrollo de destrezas técnicas, para transformarse en un espacio en el que se promueva de manera coherente el desarrollo integral de los estudiantes en sus múltiples dimensiones. Nuestra sociedad demanda formar ciudadanos que sean creativos, críticos, autónomos, con iniciativa, personas capaces de tomar decisiones acertadas en cualquier tipo de situación.
pensamiento_critico_ninos
¿Qué puede aportar la educación y el pensamiento crítico para evitar las decisiones erróneas y orientarlo para tener mejores hábitos mentales y disposiciones hacia el compromiso cívico, la responsabilidad social y el bien común?

“Enseñe a las personas a tomar decisiones acertadas y las equipara para mejorar su propio futuro y para convertirse en miembros que contribuyen a la sociedad, en lugar de ser una carga para ellos”, plantea Peter A. Facione, Rector de la Universidad Loyola de Chicago.

Las habilidades cognitivas y disposiciones del pensamiento crítico serían: interpretación,análisis, evaluación, inferencia, explicación y autorregulación. Para construir el mapa conceptual de esta teoría cuarenta y seis personas de Estados Unidos, representantes de muchas disciplinas académicas, siguieron el método Delphi durante dos años, coordinados por la Asociación Filosófica Americana y se publicó en 1990 con el título: “Pensamiento Crítico: Una declaración de consenso de expertos con fines de evaluación e instrucción educativa”.

Según este informe, una persona con pensamiento crítico posee: confianza en la razón y en la integridad intelectual, una mente abierta, es inquisitivo, humilde y empático, muestra coraje intelectual, tiene agudeza perceptiva, se cuestiona permanentemente, es capaz de mantener un control emotivo y valorar de forma justa, y posee autonomía para decidir y para hacerse responsable de ello. Esto no significa que sea una persona racionalmente fría. El pensamiento crítico ha estudiado cómo integrar el sistema más intuitivo (heurístico) con el sistema más reflexivo(racional) para dar a las personas herramientas vitales para su toma de decisiones.

c0f40d84-fc68-4fb8-8a4d-d4003ed191f0

¿Qué recursos educativos concretos podríamos usar en la familia o la escuela?
El pensamiento crítico en educación es heredero de la llamada Escuela Activa o Nueva que tiene entre sus promotores a John Dewey, en su obra. “Cómo pensamos: pensamiento reflexivo y proceso educativo”. Una corriente educativa que impulsó los métodos activos para “aprender haciendo o pensando” con el mayor protagonismo posible del estudiante.

  • Haga preguntas en casa o en la clase para estimular la curiosidad. Introduzca alguna pregunta guía para orientar el proceso de observación o las cuestiones clave.
  • Parta de saber los conocimientos previos sobre lo que van a estudiar posteriormente. Invite a recoger datos y pruebas.
  • Introduzca principios del pensamiento crítico a la vez que enseña su materia. Invite a proponer hipótesis para luego comprobarlas.
  • Facilite la participación de todos, no solo de los voluntarios.
  • Fomente la “escucha atenta” y la “escucha activa”.
  • Hable menos para que los estudiantes piensen más.
  • Sea un modelo. Utilice el método socrático para hacer preguntas y para reflexionar.
  • Pida que los estudiantes expliquen sus tareas y sus propósitos.
  • Descomponga proyectos en partes más pequeñas y documente su progreso.
  • Fomente los debates respetuosos y argumentados, y elabore mapas conceptuales que ordenen los elementos tratados con claridad y lógica.

En suma, según Paul y Helder, el pensamiento crítico permite “brindar información, definir, formular hipótesis, resolver problemas, evaluar las pruebas aplicadas y obtener conclusiones”.
Necesitamos hijos, alumnos y ciudadanos más capacitados para pensar y más competentes para actuar en esta época compleja en que vivimos.

Referencia: Universo Up // El pensamiento critico. Una tarea pendiente de la escuela centrada en el rendimiento académico.// la aldea irreductible//Habilidades del siglo XXI- Pensamiento Crítico.

Anuncios

One thought on “Pensamiento Crítico : Asignatura pendiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s