MINDFULNESS Y TDA/H


master-psicoterapia-del-bienestar-emocional-mindfulness

Los niños con TDAH tienen dificultades para mantener la atención por periodos prolongados de tiempo y problemas para dirigirse a las metas y consecuentemente presentan un comportamiento inatento, impulsivo e hiperactivo. El Mindfulness es un estado en el que el practicante es capaz de mantener la atención centrada en un objeto por un periodo de tiempo teóricamente ilimitado.

¿Meditación Mindfulness para las personas con TDAH?

Puede parecer una utopía , ya que la dificultad que encierra la meditación en si misma,  es un desafío  para las personas con  déficit de atención e hiperactividad. Y sin embargo, investigaciones recientes demuestran que el entrenamiento en Mindfulness  puede ser adaptado para esta condición y puede mejorar la concentración. Varios médicos y educadores ya están enseñando Mindfulness a las personas con TDAH, así como a los niños de la escuela excesivamente estresados.
Los científicos han estado intentando durante varias décadas entender cómo funciona la atención. Estudios recientes sobre Mindfulness  y atención han demostrado que con un poco de trabajo, los participantes pueden desarrollar una mayor capacidad de enfoque y auto-regulación.
Lidia Zylowska M.D, psiquiatra y miembro de MARC  y Susan Smalley, Ph.D., profesora de psiquiatría y directora de MARC, y colegas de la Universidad de California-Los Ángeles, han investigado los efectos de  la practica de mindfulness en personas con TDAH. En el estudio participaron   25 adultos y 8 adolescentes. (Dieciocho adultos y siete adolescentes terminaron el programa). El estudio demostró  “que es factible enseñar a las personas con TDAH mindfulness. Aparentemente parece una contradicción, pero si nos fijamos en la naturaleza de la autorregulación, no lo es “, dice Zylowska.

tdah-mindfulness-e1470924107205-700x466

El equipo de UCLA MARC adaptó un programa de Mindfulness para hacerlo más gradual y flexible para las personas con TDAH. Los participantes comenzaron a meditar por sólo cinco minutos a la vez y aumentaron lentamente a 20 minutos. Si les resultaba demasiado difícil sentarse, podrían elegir hacer una caminata.
En el programa usaron ayudas visuales porque las personas con TDAH tienden a ser aprendices visuales. Por ejemplo, los entrenadores usaron la imagen del cielo azul para explicar lo que es la conciencia consciente. El cielo azul representa el espacio de la conciencia, y las nubes representan todos los pensamientos, sentimientos y sensaciones que pasan. Los participantes aprenden a observar su experiencia interior desde una postura de testigos y sin prejuicios. Además, el componente educativo del programa aborda algunos de los problemas de autoestima de las personas con TDAH. Enfatizando en la observación de los estados emocionales negativos sin identificarse con ellos y enfatizando en la practica de las emociones positivas. En la última sesión se realizó una práctica conjunta de Mindfulness llamada “meditación de la bondad”, que consiste en desear bien a sí mismo y a los demás.
“El Mindfulness comienza con la atención, y esa habilidad se aplica para aumentar la conciencia sobre nuestros pensamientos, emociones y comportamientos. De esta manera la atención conlleva a una mejor elección conductual y emocional “, dice Zylowska.

El entrenamiento consta de  dos pasos:
1-Centrarse en el momento presente;
2-Tener una actitud de apertura, curiosidad y aceptación.
Estos dos pasos se practican durante la meditación y durante todo el día. De esta manera, los estudiantes de Mindfulness aprenden a prestar atención a los patrones y a los sutiles cambios que suceden momento a momento. Por ejemplo, dice Zylowska, una persona puede notar que interrumpe mucho cuando están hablando con alguien. Una vez que se han vuelto más conscientes de su deseo de interrumpir, pueden optar por no hacerlo la próxima vez que surja el impulso.

nino-yogui

En la actualidad el Mindfulness está siendo incorporado en intervenciones protocolorizadas demostrando beneficios en diversas condiciones clínicas, así como cambios cerebrales funcionales y estructurales, también comienza a ser estudiado en el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), sugiriendo mejora en la regulación atencional, emocional y conductual.

Los tratamientos ofertados se basan en programas muy estructurados de una duración de 8 a 10 semanas, aplicados a padres e hijos. Estos han mostrado mejoría en:

– Atención.
– Impulsividad.
– Conducta autodirigida
La mayoría de los participantes en el estudio MARC calificaron la capacitación de muy recomendable y reportaron mejoría en la atención e hiperactividad. Una serie de pruebas realizadas antes y después del programa, donde se midió  el deterioro cognitivo y la capacidad de  atención, mostró mejoría en la atención de los conflictos y algunas de las medidas que implican la inhibición, aunque la memoria de trabajo no se vio fuertemente afectada. El aspecto “conflictivo” de la atención -la capacidad de mantenerse concentrado a pesar de las distracciones- mostró la mejoría más grande, dijo Zylowska. Estos resultados iniciales son alentadores, dice ella, aunque el estudio piloto se centró en el desarrollo del programa y los resultados de factibilidad y no tenía un grupo de control. Se necesitan más investigaciones para validar estos hallazgos iniciales en un estudio controlado.
Referencia: Mindfulness Skills Useful in Addressing ADHD
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s