MÉTODO ABN: hace las matemáticas sencillas, naturales y divertidas.


En esta entrada vamos a explicar un poco en qué consiste el método ABN, que ha aparecido en los últimos años y ha ido cobrando fuerza y fama. Este método surgió aproximadamente hace menos de diez años, y desde entonces ha ido divulgándose entre los docentes. Fue creado en por Jaime Martínez Montero, inspector de educación y maestro y doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación.

Los algoritmos ABN no han adoptado un nombre caprichoso, sino que esas tres letras mayúsculas son las iniciales de dos de las características más importantes del método que significa Método Abierto Basado en Números.

El autor defiende en sus investigaciones y estudios que el propósito de este método es que los alumnos no adquieran los contenidos matemáticos de forma mecánica y memorística sino que lo que se pretende con este novedoso sistema es que el alumno consiga realizar operaciones y resuelva problemas de todas las formas posibles y con total libertad a la hora de encontrar la solución, buscando a través de su propia experiencia, dotándolo de mayor autonomía teniendo en cuenta su capacidad de cálculo, razonamiento y lógica matemática según la etapa educativa en la que se encuentre. Lo que hace que sea un método abierto.

Además, según Martínez, J. (2010b y d). “Toda matemática se centra en números, pero desde este método se persigue no concebir éstos como cifra única y rígida, sino desarrollar el sentido numérico en el alumno desde sus primeros años escolares”, completando el significado de las siglas del método al hacer referencia que el método está basado en números.

En nuestro sistema educativo tenemos un algoritmo para el cálculo que no nos cuestionamos, simplemente se enseña en las aulas y se reitera machacónamente a base de cuentas y más cuentas, para lograr que los alumnos/as las  “dominen”, proceso aburrido, monótono y hasta carente de sentido en ciertos momentos .

Características del método ABN:

– Mejoran el cálculo mental y las estimaciones.

– El alumnado aprende más rápido y mejor.

– Aumenta la capacidad de resolución de problemas.

– Desaparecen ciertas dificultades y trabas del algoritmo tradicional como las llevadas en sumas y restas, la colocación de las cifras, el orden de los términos, las dificultades con los ceros intermedios en la multiplicación, o en la división el cero al cociente intermedio o al final…

– El alumno adapta las operaciones a su nivel de dominio en el cálculo y no es él quien se adapta a la operación.

– Mejora la actitud de los alumnos hacia las matemáticas.

– Afianzas la confianza en el cálculo.

Para poder conocerlo a fondo, las principales fuentes las encontrarás en los libros del autor que se detallan más abajo, en la amplia ejemplificación de ejercicios realizados por los alumnos/as, comentados por el autor en su blog “algoritmoabn” y también en el documento “Algoritmos abiertos basados en números (ABN) o la senda para alcanzar competencia matemática

El Método ABN puede comenzar a utilizarse desde la etapa de Infantil (3 años) y se cierra en 6º de Primaria con contenidos de iniciación a la etapa de Secundaria. Sin embargo, antes de adentrarnos en cómo funciona y qué ejercicios pueden realizarse, es preciso tener en cuenta una serie de nociones básicas que permitirán conocer qué aporta al currículo escolar. Como metodología abierta y natural, los alumnos aprenden a su ritmo, con situaciones cercanas y materiales manipulables… colocando los números como quiere y calculándonos correctamente. “Lo hacen así porque piensan en números y no en cifras, que es la principal característica de este método”. Este dato es muy importante porque, en contraposición a la enseñanza tradicional, si algún número no se ha colocado bien (unidades con unidades, decenas con decenas y así de manera sucesiva), el resultado de la operación será incorrecto.

En el siguiente vídeo, Sara Herrera Ponce, maestra de Primaria en Cádiz y formadora de docentes en el método ABN para el aprendizaje de Matemáticas, nos explica en qué consiste esta metodología que logra el aprendizaje del cálculo y la resolución de problemas a través de la descomposición de números y el empleo de material manipulativo.

Para acercarse a este método, los profesores necesitan pasar por una etapa de formación importante porque no hay que olvidar que ellos tienen que desaprender lo que les enseñaron desde niños y lo que estudiaron en la facultad de Educación. Profesores reconocen que «es un cambio importante, nosotros somos los primeros que tenemos que dar el cambio, y lleva tiempo. Por eso es necesaria mucha formación».

Los que también tienen que volver a aprender a sumar, restar y dividir son los padres, que deben estar muy implicados, porque si un día, queriendo ayudar a sus hijos, les explican cómo sumar de la manera tradicional, pueden confundirlos mucho. Los colegios celebran reuniones exclusivas para que los padres conozcan el método ABN, vean sus beneficios y se sientan seguros con esta nueva forma de aprender a hacer algoritmos.

Referencia: AlgorismoABN , Actiludis, Educacióntrespuntocero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s