Aprendemos las matemáticas con las regletas de Cuisenaire


El método Cuisenaire fue creado por el maestro Georges Cuisenaire en los años 50. Su principal objetivo se centra en trabajar las cantidades y enseñar a calcular con la ayuda de regletas de distintos colores y tamaños, que van del 1 al 10. Gracias a este material matemático, los niños pueden aprender la descomposición de los números e iniciarse en el cálculo, todo ello mediante la estimulación de la memoria visual, táctil y auditiva que proporciona la manipulación de las regletas de Cuisenaire.

Una de las ventajas de este método es que se adapta a la capacidad de comprensión y evolución de cada niño. Además tiene un sistema de autocorrección en cada fase del aprendizaje y el material es accesible para todos.

Cada una de las regletas de Cuisenaire corresponde a un número determinado, de manera que:
– La regleta blanca corresponde al 1
– La regleta roja al 2
– La regleta verde claro al 3
– La regleta rosa al 4
– La regleta amarilla al 5
– La regleta verde al 6
– La regleta negra al 7
– La regleta marrón al 8
– La regleta azul al 9
– La regleta naranja al 10

El método de las regletas de Cuisenaire se compone de 7 etapas para un aprendizaje global: fase cualitativa, fase cuantitativa, la suma, la resta, la multiplicación, la división y las potencias.

1. Fase cualitativa

El niño descubre y manipula las distintas regletas según sus tamaños, colores y simetría. Con las regletas de Cuisenaire, el niño verá que las regletas blancas son más pequeñas, por ejemplo, que las amarillas, e incluso comprender que todas las amarillas son del mismo tamaño.
Además este producto es muy versátil, ya que permite jugar a hacer figuras como un hombrecito, un tren, casas, escaleras, etc.

2. Fase cuantitativa

Para iniciarse en el mundo de los números, empezaremos construyendo una escalera y nombrando las distintas regletas del 1 al 10. Puedes optar por las regletas de Cuisenaire agujeradas más fáciles de contar, ya que, por ejemplo, la regleta blanca sólo contiene 1 agujero, la roja 2 y así hasta 10.
En esta fase es muy importante que el niño comprenda que cada número corresponde a una longitud y un color. También podemos poner en práctica juegos, como por ejemplo verificar que 3 regletas de 1 agujero equivalen a 1 regleta de 3 agujeros.

3. Suma

Para trabajar la suma, podemos realizar con las regletas una especie de cuadro. Por ejemplo, para empezar pondremos el número 7 que viene representado por la regleta negra con 7 agujeros, a continuación pondremos la regleta rosa con 4 agujeros más la regleta verde clarito con 3 agujeros, luego la regleta con amarilla con 5 agujeros más la regleta roja con 2 agujeros y así hasta terminar todas las posibilidades de crear el 7 con las regletas. Puedes jugar a “eliminar” una línea del cuadro para que así el niño diga en voz alta la combinación que suma 7, y acto seguido podrá autocorregirse colocando las regletas y viendo si sobran o faltan.

4. Resta

Para aprender a restar seguiremos el mismo método que en la suma, es decir, crearemos un cuadro con las regletas alrededor de un cierto número, pero con la diferencia de que esta vez le pediremos al niño que quite una de las regletas y nos diga cuánto queda. Por ejemplo, siguiendo el ejemplo anterior, si tenemos una regleta de 1 y una de 6 que forman 7, y le pedimos al niño que quite, por ejemplo, la regleta blanca, tendrá que decir que quedan 6.

5. Multiplicación

En este caso le pediremos al niño que coja tanta regleta del mismo número como sean necesarias para formar, por ejemplo, el número 12. Es decir, con 2 regletas de 6 obtenemos 12, con 3 de 4 también, con 4 de 3 también…
6 + 6 es 6 x 2
4 + 4 + 4 es 4 x 3
3 + 3 + 3 + 3 es 3 x 4
2 + 2 + 2 + 2 + 2 + 2 es 2 x 6
Para hacerlo más visual le podemos pedir que las ponga unas al lado de las otras, para que sea más fácil reconocer el número de regletas utilizado.

6. División

Abordar las divisiones se debe hacer una vez el niño controle el resto de cálculos. Para trabajarla veamos un ejemplo de 10 dividido por 2. Para ello pondremos sobre la mesa una línea recta de, por ejemplo, 1 regleta naranja que vale 10. A continuación y directamente debajo de la regleta naranja iremos poniendo tantas regletas rojas de 2 como sean necesarias hasta completar la línea naranja.
Una vez hecho esto, contaremos cuántas regletas rojas hemos utilizado para llegar a 10, y, efectivamente, serán 5. Os dejamos un ejemplo para que lo entendáis mejor:

7. Potencias

La potencia con las regletas de Cuisenaire son muy simples: ponemos una regleta en vertical, y otra en horizontal (la que representará el exponente). A continuación, buscamos tantas regletas del mismo número que la regleta vertical como veces indice la regleta en horizontal. Cuando las tengamos todas, las ponemos una al lado de otra formando una línea recta, y sólo nos quedará contar el resultado. Os dejamos un vídeo que lo explica muy bien:

En Fun4us les ofrecemos las regletas: Para más información Aqui

 

Referencia: Hop Toy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s