Curso Escuela Bitácoras: PORTEA BIEN A TU BEBÉ


Me he vuelto adicta a los cursos de la Escuela Bitácoras. y como ya he venido haciendo , pues les comento los cursos que me van pareciendo más interesantes. En este caso me he topado con un curso que realmente me ha fascinado : Portea Bien a tu Bebé

El curso «Portea bien a tu bebé» tiene una duración de 3 horas y media divididas en 14 vídeo-lecciones que podrás comentar con Elena López, la profesora, desde tu área privada. Es 100% compatible con cualquier smartphone, tablet, ordenador o smartTV. Una vez adquirido el curso podrás comenzar tu formación inmediatamente.

Este curso nos dará todas las claves y pautas necesarias para el correcto porteo de nuestros seres más queridos. Desde el punto de vista científico, evolutivo, fisiológico y emocional, abordaremos todo aquello que necesitamos saber para hacer de esta práctica una experiencia única e inolvidable. De forma amena y, sobre todo, práctica, conoceremos una a una multitud de soluciones como el fular rígido, el elástico, la bandolera, el “mei tai”, las mochilas, etc; sus ventajas, sus formas correctas de uso, así como recomendaciones por parte de una de las mayores expertas de España en la materia, Elena López.

El porteo de bebés, lejos de ser un signo de los tiempos modernos, es una práctica tan antigua como la humanidad. Hasta bien entrado el siglo XX, la inmensa mayoría de las madres cargaba con sus hijos durante sus tareas cotidianas. El acceso de la mujer al mercado laboral acabó con esta costumbre ancestral y disparó las ventas de cochecitos y hamacas para los más pequeños, de uso minoritario hasta entonces.

Como suele suceder cuando abordamos temas relacionados con la crianza natural —lactancia, alimentación, educación—, hemos precisado de innumerables investigaciones científicas y pediátricas en las últimas décadas para llegar a la conclusión de que muchas de las prácticas de nuestros antepasados, fruto del instinto y de tradición milenaria, son lo mejor que podemos ofrecer hoy día a nuestros hijos: contacto físico, atención y respeto. Menos actividades y estímulos artificiales con los que compensar nuestra falta de tiempo para acompañarles.

Pocas cosas son tan instintivas como el contacto físico entre la madre y el recién nacido, el bebé o el niño durante sus primeros años de vida. En este contexto, el porteo no es más —ni menos— que la prolongación de una relación que se inicia en el vientre materno y una de las vías más efectivas para continuar generando vínculos de apego. Respondiendo a la necesidad de protección y pertenencia del bebé no solo le proporcionamos seguridad; los estudios más rigurosos afirman que los bebés que son porteados lloran menos, duermen mejor y tienen digestiones más fáciles.

Entre las múltiples bondades del porteo de bebés, cabría destacar las siguientes:

Tranquilidad. Un bebé porteado llora menos y un bebé que llora menos plantea menos dificultades durante su crianza Tenemos un recuerdo genético que asocia el llanto del bebé a posibles amenazas. Si el bebé llora poco, yo sentiré menos estrés y estaré en disposición de ser mejor cuidador, lo que propiciará que el bebé se sienta bien y establezcamos un círculo virtuoso.

Mejor respuesta ante el estrés. El bebé que hoy reacciona mejor ante un ruido por estar en brazos —acompañado y protegido— será un adulto más capacitado para gestionar situaciones de estrés. El porteo nos brinda la posibilidad de acompañar sin intermitencias, de tranquilizar con nuestra mera presencia.

Calidad del sueño. El bebé se siente seguro en el cuerpo de su madre, lo reconoce y por tanto está tranquilo. Esta seguridad favorece que duerma mejor. Pocas cosas son tan importantes para el desarrollo cognitivo durante estas primeras etapas como el sueño.

Regulación del gasto energético. Si la necesidad de seguridad está cubierta gracias al contacto, la energía que el bebé desarrolla a través de la alimentación se dedica a otras áreas de crecimiento para alcanzar su potencial.

Digestión. El sistema digestivo también se beneficia del contacto porque, además de ayudarle a mantener la temperatura adecuada, con el movimiento proporcionamos al bebé un suave masaje por contacto que favorece el funcionamiento de su sistema digestivo. Lo menos recomendable para hacer una digestión es adoptar una posición horizontal.

Respiración. Los bebés están diseñados para aprender por imitación. Que haya un adulto cerca cuyos patrones respiratorios pueden imitar les ayuda a respirar mejor; algo estrechamente ligado con la calidad del sueño.

Tono muscular. El recién nacido tiende a mantenerse “cerrado”, en posición casi fetal. Con su desarrollo, la musculatura de la espalda va permitiendo una posición más erguida. Desde el porteo y con un posicionamiento natural le vamos a acompañar en el desarrollo de su motricidad gruesa y fina.

Calidad del apego con el cuidador principal y con el resto de cuidadores. Este primer modelo de relación influirá en la calidad de las relaciones que el bebé tendrá en su edad adulta. El apego nos permite navegar por el mundo de las relaciones sociales. Compartir tiempo y experiencias nos ayudará a conocernos mejor y a identificar las señales del bebé —y al bebé las nuestras— y a reaccionar en consecuencia.

En definitiva, proporcionaremos a nuestro bebé una visión del mundo a nivel emocional y experiencial que jamás podrán brindarle el cochecito o el capazo más caros del mercado. Y lo haremos, además, de forma 100% natural y económica.

Si quieres aprender cómo portear correctamente y de forma segura a tu bebé para llevarle siempre a la altura de tus besos. Si quieres proporcionarle una visión del mundo a nivel emocional y experiencial que jamás podrán brindarle el cochecito o el capazo más caros del mercado, sin duda este es tu curso.

ACCEDE AL CURSO ANTES DEL 31 DE AGOSTO Y PODRÁS BENEFICIARTE DE LOS DESCUENTOS DE VERANO : ACCEDE AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s