PULPOS AMIGURUMIS PARA NEONATOS


Una iniciativa  surgida en Dinamarca está cambiando la vida de los bebés prematuros. Se trata de unos pulpos hechos de ganchillo o croché que ayudan a los neonatos nacidos antes de las 32 semanas de gestación a sentirse más seguros. Esta iniciativa aunque comenzó en el Hospital de la Universidad de Aarhus en Dinamarca y ya se ha extendido por toda Europa.

Varias unidades neonatales por toda Europa están probando una nueva manera de ayudar y reconfortar a bebés prematuros. Es una terapia de bajo coste y alto impacto, se trata simplemente de darles pulpos de crochet que los bebés pueden abrazar y tocar.

¿Qué poder terapéutico puede tener un pulpo de crochet para un bebé prematuro?

Se cree que al agarrar los tentáculos, los bebés recuerdan la seguridad del útero materno cuando, entre líquido amniótico, los rítmicos sonidos del corazón de su madre y el vaivén del movimiento, jugueteaban con el cordón umbilical.

Así lo demuestran las ecografías: los bebés tocan, juegan y se enrollan con el cordón umbilical a lo largo de la gestación. Estos pequeños pulpos de crochet, con sus suaves tentáculos, ayudan a los bebés prematuros a recordar la tranquilidad y seguridad que sentían en el útero materno.

– Según las investigaciones, estos pequeños pulpos de ganchillo que conviven dentro de las incubadoras junto a los bebés prematuros les ayuda a mejorar la respiración y el patrón cardíaco.

– Se cree que al agarrar los tentáculos, los bebés se sienten (salvando las distancias) como en el útero materno, ya que les recuerda al cordón umbilical y les aporta seguridad.

– Se ha observado que al tocar o acariciar el pulpo, los bebés tienden a no tirar tanto de los cables y tubos.

– También se ha constatado que mejora el nivel de oxígeno en sangre de los bebés. 

Por supuesto, la técnica del pulpo no es obstáculo al método de la madre y el padre canguro, algo fundamental para la evolución de los bebés prematuros. Es el piel con piel y el vínculo entre los padres y su bebé.

Dado los beneficios que otorgan los pulpos a los bebés, muchos padres han decidido poner uno en las cunas de sus hijos como primer muñeco de apego. Aunque los bebés no sean prematuros, los tentáculos del pulpo les proporcionarán una gran relajación. 

 

Los pulpos deben de cumplir una serie de premisas por razones de seguridad:

– Estan tejidos en material 100% algodón de alta calidad, ya que cualquier otra composición podría generar alergias. Preferiblemente en colores claros que aporten esa atmósfera de relajación que pretendemos conseguir.
– Rellenos de fibra sintética o guata y con el punto bien pietro. El poliester del relleno debe soportar temperaturas de lavado de 60º.
– Tejidos en una sola pieza. no usar ojos de seguridad ni botones, los adornos deben ser tejidos y cosidos.
– Los tentáculos estirados , no podrán medir más de 22cm, evitando así, cualquier peligro para los bebés.
– Una vez lo reciba en casa se debe esterilizar con un lavado a máquina de más de 60°C.

Nuestros pulpos están realizados cumpliendo todas las premisas de seguridad y con la técnica de tejido Amigurumi ( una técnica que se origina en Japón y como ya sabemos consiste en tejer pequeños muñequitos con crochet, en una sola pieza)

 

Referencia: Solo Pulpos. / Guia Infantil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s