Los niños deben aburrirse


A los niños se les debe permitir que se aburran para que puedan desarrollar su capacidad innata de ser creativos, dice una experta en educación.

Teresa Belton, investigadora de la Universidad de Educación y Aprendizaje Permanente de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, le dijo a la BBC que las expectativas culturales de que los niños deben estar siempre activos podrían obstaculizar el desarrollo de su imaginación.

El aburrimiento es la antesala de la creatividad. La creatividad no sólo está entendida como imaginación para crear arte, sino también para enfrentarse a la resolución de problemas y conflictos diarios, por tanto, el aburrimiento los convertirá en personas más resolutivas.

Es bueno que no todas sus actividades sean dirigidas, ya que la creatividad necesita tiempo, por eso las vacaciones son tan necesarias para sus cerebros. De esta manera el cerebro, al no tener preocupaciones, deja volar la imaginación y es cuando, de pronto y por sorpresa, se nos ocurren muchas de las soluciones a los problemas que llevábamos varios días sin resolver. Encontrar sin buscar es uno de los beneficios que nos aporta el aburrimiento.

Todas las tardes programamos un montón de actividades extraescolares para que nuestros hijos no se aburran, y de padres pasamos a convertirnos en conductores que llevan a los niños de un lado a otro hasta que al final del día, hijos y padres llegamos a casa muertos de cansancio. Los padres de hoy día nos hemos implicado de tal manera en la educación de nuestros hijos, que los sobre estimulamos y olvidamos que debemos dejarles un espacio libre, un tiempo para el juego, para pensar, el hecho es que los niños están tan poco acostumbrados a aburrirse que en cuando disponen de tiempo de ocio, no saben qué hacer con él y recurren a nosotros como sus salvadores incondicionales que somos.

Pero no sólo los niños: también los adultos debemos ser conscientes de que no pasa nada por no tener nuestra agenda ocupada todo el tiempo. “Vivimos en una sociedad en la que hay un afán por hacer cosas todo el rato, parece que si no se tiene una actividad entre manos se estuviera perdiendo el tiempo. El ‘no hacer nada’ está muy mal valorado socialmente, y esto sin darnos cuenta se lo inculcamos a nuestros hijos, que siempre tienen actividades que hacer, agendas muy marcadas y estructuradas”, dice Leire Iriarte Elejalde, psicóloga y vocal de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente (SEPYPNA).

Los niños deben aprender a aburrirse porque:

  • Solo así podrán conectar con ellos mismos.
  • Aprenderán a conocerse.
  • Sacarán de su interior su imaginación y creatividad.

Por lo tanto, siempre que escuches a tu hijo decir que se aburre, no te lleves las manos a la cabeza, es la puerta de entrada a tener un hijo mucho más creativo y resolutivo.

 

 

Referencia: guia infantil (Los niños deben aprender a aburrirse) //  El mundo ( ¿Porque es bueno que los niños se aburran? )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s