GENTE CAPAZ DE SALVAR VIDAS, BARRIO CARDIOPROTEGIDO


Jamás había pensado que me pasaría ese verano escayolado por un atropello, o que fuera a mi piso en el que fueran a entrar a robar. Suena infantil. Vivía en un mundo fantástico donde solo me podrían pasar cosas buenas. Que la gente que amaba nunca me iba a dejar. Guerras, enfermedades y accidentes solo ocurrían a otros. Inconscientemente uno se cree inmortal y su entorno blindado. Sinceramente envidio a la gente que piensa así. Que mira a alguien a quien le ha pasado un desastre personal y piensa “pobrecito, que mal lo tiene que estar pasando” en vez de pensar “uff, que suerte tengo de que aún no me ha pasado nada parecido”.

Pero a todo el mundo le llega el día en que despierta. La conciencia de lo delicado de la vida llega de repente. Aparece una enfermedad importante, realmente limitante, un accidente, un terremoto… algo con lo que despiertas. Algo que hace que abras los ojos y un único pensamiento llega a tu cabeza: “lo único que hace falta es estar vivo”. Pues es así, la vida es la única papeleta necesaria para que esta peligre. Yo a esto le llamo “el día que te das cuenta de que no eres inmortal”.

Es tremendo como hay situaciones que transforman tus prioridades. Donde antes había trabajo y dinero, sexo y éxito, de repente todo desaparece. Lo único que necesitas es tiempo de calidad. Tiempo con los tuyos. Trabajas, pero sin horas extras. Es más importante jugar con tus hijos que ir al gimnasio, comer con la familia que viajar, reír que limpiar…

No, no somos inmortales. Pero que grande es tu sorpresa cuando te das cuenta que hay muchas situaciones que son previsibles. Como con ciertos avances han disminuido muchísimo la incidencia de situaciones trágicas. Hablo de las vacunas, de los cinturones de seguridad, de la vida sana frente a excesos. Hablo de evitar las drogas y alcohol frente al deporte. Hablo de la tranquilidad y el sosiego frente al estrés.

Frente a la conciencia de las muertes súbitas impredecibles, que causan 30000 fallecimientos al año en España, la mejora en las centrales de recepción de llamadas (112 ó 061) que hacen que la asistencia sanitaria llegue antes. Frente a las lesiones complejas de los tremendos accidentes de tráfico o laborales que causan una morbi-mortalidad espeluznante, la espectacular mejora en la calidad de los equipos que se desplazan a los accidentes y de los servicios hospitalarios de urgencias y críticos. Frente al gran número de infartos (primera causa de muerte del país) un número creciente de desfibriladores semiautomáticos van apareciendo por centros comerciales y deportivos. Frente al gran número de muerte súbita infantil o ahogamiento de niños pequeños la formación de padres y ciudadanía en general en la reanimación cardiopulmonar (RCP de aquí en adelante).

No, la cadena de soporte de vida extrahospitalar no afecta en enfermedades crónicas, en cánceres ni en adicciones de consecuencias fatales, pero podrían aumentar la supervivencia de esas 30000 muertes súbitas extrahospitalares en más de un 20%.

Tal vez el dato más importante es que un 70% de estas paradas súbitas ocurren en el hogar. Nadie está hablando que puedes salvar la vida de un desconocido en la vía pública, que también, estamos hablando que podrías salvarle la vida a tu pareja, a tu hijo o a tu padre. Es increíble el poder que el conocimiento de la reanimación cardiopulmonar te puede dar. Lo verdaderamente triste es aprenderlo cuando el problema ya te pasó. 

¿A cuánta gente conoces? ¿1000? ¿10000? He leído que la muerte súbita del lactante le ocurre a uno de cada mil nacidos vivos en España. Solo conozco un caso que le ocurrió a un compañero enfermero que sabía lo que tenia que hacer. Su hija cumplió hace poco 14 años. El resto de los casos de muerte súbita en domicilios que he conocido han tenido un desenlace terrible. Muchos me han pedido para aprender el RCP luego. Que pena que no fuera antes.

Leía el otro dia que en España en el 2015 fallecieron 422,568 personas por infarto agudo de miocardio. Creo que es la primera causa de muerte en nuestro país. Haciendo números por encima, si hay sobre 40 millones de habitantes y 400.000 fallecen por infarto estamos hablando de  1 cada 100… ¿a cuanta gente conoces? Pues ahora te cuento algo increíble. Hay estudios que dicen que con RCP habrían recuperado al circulación espontánea un 11 % (44000 del total, casi nada). 

¿Te parece interesante? Ahora viene lo mejor, el desfibrilador semiautomático (DESA de aquí en adelante). Esa máquina que algunos no paramos de insistir que sería importantísimo que estuviese en todas las esquinas, como los extintores, en todos los comercios, clínicas, colegios o gimnasios, incluso en edificios con gran número de viviendas. Estudios dicen que si se usa esta máquina en los primeros 3 minutos de parada la supervivencia aumenta en un 73%, y si se utiliza en los 5 primeros minutos aumentaría en un 50%…

Ahora imagínate esas 30000 muertes súbitas al año en España de las que hablamos, junto con todo el mundo sabiendo RCP y un DESA en cada esquina lo que podría suponer… ¿has hecho los números?

Leí en algún estudio que el tiempo medio de llegada de una ambulancia en cualquier ciudad española está en menos de 15 minutos (en algunos lugares por debajo de 10). Cada minuto sin RCP disminuye un 10% la posibilidad de recuperación de una parada, y tras 10 minutos sin RCP el cerebro comienza a sufrir lesiones irreversibles. La combinación es la siguiente, la ambulancia va a llegar en 10-15 minutos y va a comenzar a realizar la reanimación. Si alguien la hizo antes, el paciente tiene muchísimas posibilidades de sobrevivir sin secuelas. Si no, si nadie ha tocado al paciente, las posibilidades de que el paciente se recupere sin secuelas es muy pequeñas. En este momento los números son así: en este momento sobrevive el 6%, y de estos sólo el 11% lo hace sin secuelas.

Para nosotros estos datos nos lo dejan claro. No hacer el RCP no conlleva que una persona viva o muera, conlleva que si sobrevive tenga muchas posibilidades de hacerlo sin secuelas. Y esta es nuestra lucha. Con esto llevamos varios meses en Fun4us, enseñando a nuestros vecinos y amigos a hacer el RCP, concienciando de la necesidad de instalar DESAs en todos los lugares públicos. Ya van más de 300 personas formadas y seguiremos hasta que toda persona de Vigo que quiera formarse tenga su taller. Hacemos talleres gratuitos en nuestra juguetería después de la hora de cierre. Son talleres pequeños para todo aquel que se quiera apuntar (el espacio es pequeño, por lo que apuntarse es imprescindible). También nos ofrecemos para los clientes y amigos que trabajan en colegios o institutos para organizar talleres en dichos centros. 

Nuestro sueño: que nadie más esté en nuestra ciudad con una parada súbita sin que nadie haga nada hasta que llega la ambulancia, las consecuencias de no hacer nada son terribles.

David Alonso Crespo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s