Educar en la Excelencia y el Valor del Esfuerzo

Anuncios

Curso Bitácoras: Niños, móviles e Internet: una guía para padres.

En este post hablaremos sobre otro excelente curso que nos ofrece la Escuela Bitácoras. Niños, Móviles e Internet: Una guía para padres.

El curso va dirigido a padres, madres y educadores preocupados por la correcta formación tecnológica de los menores a su cargo. Especialmente recomendado para padres con niños entre 8 y 16 años.

Ante todo decir que estoy encantada por la facilidad de acceso al curso, todos los cursos de Escuela Bitácoras están grabados en vídeo de alta definición y cuentan con una producción cuidada al detalle. Son compatibles con todas las pantallas disponibles en la actualidad —móviles, tabletas, ordenadores y televisores de última generación—, se pueden ver tantas veces como quieras y te permiten interactuar con el profesor al hilo de cada lección.

Términos como ciberacoso, ciberbullying, sexting o grooming se han colado en nuestras vidas con la consolidación de las TIC y, especialmente, con la llegada de las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea a través de dispositivos móviles. Internet ha transformado nuestro mundo como probablemente solo la imprenta lo había hecho antes, pero su uso también entraña riesgos, sobre todo para los más vulnerables, niños y adolescentes.

El curso ‘Niños, móviles e Internet: una guía para padres’ pretende arrojar luz sobre estos riesgos; cuáles son y cómo podemos hacerles frente, cómo prevenir o, llegado el caso, detectar si un menor está siendo sometido a extorsión o ciberacoso, tanto por adultos como por otros menores, qué herramientas pueden ayudarnos a proteger a nuestros hijos en su uso de móviles e Internet, qué medidas pone la ley a nuestro alcance en caso de que sus derechos sean vulnerados.
Sigue leyendo

Síndrome del alcoholismo fetal (SAF)

Con Motivo del día internacional de la prevención del Síndrome de Alcoholismo Fetal. Volvemos a publicar esta entrada del mes de mayo. ¿Sabes que es el SAF? . Por un embarazo 100% sin Alcohol.

Fun4us

Tomar bebidas alcohólicas durante el embarazo puede generar alteraciones neurológicas y físicas en el feto. Se trata de un paraguas de dolencias conocidas como Trastornos de Espectro Alcohólico Fetal (TEAF). El Síndrome de Alcoholismo Fetal (SAF) es el más grave y presenta rasgos físicos y neurológicos muy marcados, pero hay otros trastornos vinculados inapreciables a simple vista.

Hasta 1973 el alcohol no fue oficialmente reconocido como teratógeno, una sustancia que puede dañar el feto. Hoy en día, el público general todavía no sabe qué son el síndrome de alcoholismo fetal y el efecto alcohólico fetal.
“Los niños con efecto alcohólico fetal a menudo tienen desventajas porque no se les hace un buen diagnóstico”, dice Georgiana Wilton, coordinadora de la National Family Empowerment Network, que ofrece apoyo a familias afectadas por el síndrome de alcoholismo fetal y el efecto de alcohólico fetal. Esto también ocurre con los niños que sufren alteración…

Ver la entrada original 632 palabras más

La muñeca Waldorf.

Para la pedagogía Waldorf la muñeca que tiene en sus manos un niño/a tiene una importancia y una intimidad en el juego infantil que no tienen los otros juguetes. Para un niño o una niña, la muñeca es un compañero, un amigo íntimo muy próximo a su corazón. Le acompaña en todas sus andanzas, a la hora de dormir, en el juego,… Un niño no establece esta relación con una pelota o con un coche.

En realidad para un niño, la muñeca que tiene en sus manos es como un espejo de su propio ser y de la situación en la que se encuentra su desarrollo. Por eso tiene la misma importancia pedagógica para los niños que para las niñas. Con una muñeca, los niños pueden desarrollar con todas sus fuerzas la fantasía.

El diseño de las tradicionales muñecas Waldorf se caracteriza por su  sencillez y la suave expresión en el rostro, lo que potencia la imaginación y fantasía de los niños, factores clave para el desarrollo de su creatividad.
Sigue leyendo

Curso Bitácoras: Guía del bebé (0 a 3 años): desarrollo, juegos y emociones.

En este post hablaremos sobre otro excelente curso que nos ofrece la Escuela Bitácoras. Guía del bebé (0 a 3 años): desarrollo, juegos y emociones. 

Ante todo decir que estoy encantada por la facilidad de acceso al curso, todos los cursos de Escuela Bitácoras están grabados en vídeo de alta definición y cuentan con una producción cuidada al detalle. Son compatibles con todas las pantallas disponibles en la actualidad —móviles, tabletas, ordenadores y televisores de última generación—, se pueden ver tantas veces como quieras y te permiten interactuar con el profesor al hilo de cada lección.

El curso nos viene de la mano de Alejandra Melús  Diplomada en Educación Especial y especializada en Atención Temprana e Intervención Psicomotriz  y una de las divulgadoras más relevantes de la actualidad en materia de educación durante la primera infancia a través de su blog «Atención Temprana y Estimulación».

El curso tiene una duración de 2 horas y 18 minutos divididos en 10 lecciones. Sin límite de accesos ni fecha de caducidad, podrás repasar las lecciones tantas veces como quieras y consultar tus dudas con la profesora desde tu área privada.

Lecciones: 

1.- Quién soy. Introducción

2.- El primer año de vida

3.- El niño de 1 a 2 años

4.- El niño de 2 a 3 años

5.- Material aconsejado

6.- Material desaconsejado

7.- La importancia del juego

8.- Control de esfínteres

9.- El desarrollo emocional

10.- Conclusiones

Los primeros meses y años en la vida del bebé son esenciales, tanto en su desarrollo físico, emocional y psicológico como en la forja de su personalidad. Su inteligencia empieza poco a poco a manifestarse y se asientan las bases de su comportamiento a lo largo de las distintas etapas que conforman lo que tradicionalmente llamamos Primera Infancia.

A lo largo de las más de dos horas de duración del curso analizaremos de manera pormenorizada las diferentes áreas de desarrollo del bebé: cognitiva, motora, área del lenguaje, social, de autonomía y emocional, y cómo se manifiestan en las distintas etapas de desarrollo, que difieren en cada niño. Conoceremos sus necesidades y sabremos cómo podemos ayudarles desde nuestro papel de adultos acompañantes.
Sigue leyendo