¿Como detener el Bullying? -Programa KiVa-

Bullying o acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada, tanto en el aula, como a través de las redes sociales.  Según el Informe Cisneros X, solamente el 10% del acoso escolar es físico –produciendo lesiones visibles-. El 90% del acoso escolar es psicológico –hostigamiento verbal, intimidaciones, amenazas, coacciones, exclusión social, bloqueo y estigmatización. La incidencia del acoso escolar según el informe Cisneros realizado en el año 2009, señala que uno de cada cuatro escolares sufre acoso escolar.  Sin embargo, debido al auge de las nuevas tecnologías como medio de desarrollo del ciberacoso, este porcentaje puede ser aún mayor. El ciberacoso puede desempeñar el papel de caja de resonancia del acoso que se produce en persona. El ciberacoso amplifica el acoso escolar de manera exponencial. La víctima ya no solo es acosada en el horario escolar, sino las 24 horas del día.
Sigue leyendo

Quien juzgue mi camino le presto mis zapatos.

images

Esta frase tantas veces repetidas por todos nunca tomó un sentido tan real para mi, como cuando me sentí juzgada en mi actuación como madre.
Tengo dos hijos adorables dentro de sus imperfecciones y grandezas y como todas las madres intento hacerlo lo mejor que se y que puedo.
Mi hijo mayor ha sido diagnosticado con TDAH, lo cual significa un reto constante para mi y mi pareja y si a esto le agregamos una tendencia negativista desafiante en sus reacciones psicológicas y otras comorbilidades, a veces resulta muy difícil proporcionarle una educación efectiva.
Como padres queremos que nuestros hijos sean felices siempre, y para eso debemos querer lo mejor para ellos a largo plazo, queremos que se conviertan en adultos autosuficientes por lo que intentamos diariamente crear las bases para que esto suceda, lo cual no siempre es sencillo.
En la diaria tarea de educar a mi hijo hemos pasado por altibajos emocionales , frustraciones y sobre todo dudas constantes acerca de si hacemos lo correcto todo el tiempo. Hemos seguido los consejos profesionales, aun cuando muchas veces nos desgarraba el dolor al tener que tomar ciertas posturas con las cuales no nos sentíamos cómodos y otras muchas los hemos desechado; en otras ocasiones sentimos que nos equivocamos y volvíamos a empezar intentando nuevas vías, solo con el fin de ayudarle en su desarrollo.
Hemos hecho y hacemos, como cualquier padre, todo lo que esta a nuestro alcance por su bienestar y cuando poco a poco vemos los progresos en nuestro hijo, cualquier dificultad que hayamos pasado se disipa de nuestras mentes inmediatamente y es lo que nos da fuerzas para seguir .
Debido a mi experiencia personal pensaba que era una persona bastante empática con otros padres, independientemente de que algunas veces difiera en cuanto a determinadas formas de educar a los niños, eso creía de mi misma hasta el día que experimente la sensación tan frustrante y dolorosa que es el que te juzguen , llegando a conclusiones precipitadas como si fuesen verdades absolutas. Después del malestar y enojo que me provocó que gente muy cercana levantara el dedo acusador tan libremente , me replantee inmediatamente mi propia actuación al respecto

¿Realmente nos comportamos con empatía con los demás, como creemos?
¿Somos tan comprensivos con los otros, como queremos que sean con nosotros mismos?
¿Tenemos posturas abiertas hacia otras formas , o prejuzgamos a la ligera sin esforzarnos en entenderlas?

Siendo sincera conmigo misma, la respuesta a estas preguntas dejaba en evidencia que no siempre soy de esa manera que espero que sean conmigo, y esto me ha hecho reflexionar mucho al respecto.
La línea entre el aconsejar y el juzgar a alguien , es demasiado fina y tendemos a saltarla constantemente, no somos quien para hacerlo, pero aún así lo hacemos, en mayor o menor medida, incluso con las mejores intensiones, muchas veces terminamos juzgando las actuaciones ajenas a través de nuestros propios prejuicios y muchas otras tantas veces ni siquiera nos damos cuenta de que lo hacemos.
No sabemos por lo que alguien esta pasando, ni cuando nos veremos nosotros mismos en una situación parecida y como actuaríamos en ese mismo caso, si fuésemos capaces de intentar comprender a los otros , con la misma facilidad con la que los juzgamos , seriamos mejores en muchos aspectos.
A partir de ese día intento tener mas cuidado antes de emitir algún juicio de valor , ponerme en los zapatos ajenos me da una perspectiva mas real de las cosas, porque si quiero que mis hijos sean personas admirables, yo también tengo que aspirar a lo mismo.

Trastornos específicos del desarrollo del aprendizaje

Unknown

Cada niño es único y diferente, por lo que de igual manera enfrentan la escuela de formas distintas. En las primeras edades es lógico que estas diferencias estén mas acentuadas que cuando son mayores, los niños maduran de formas distintas por lo que la asimilación de información nueva también varia de uno a otro. Hay niños que aprenden a leer mas rápido que otros o que los números les resultan extremadamente fáciles , esto es normal y no encierra en si mismo nada por lo cual preocuparse. Siempre habrá áreas en las cuales se sienten mas cómodos y las disfruten y otras que les cuesta un poquito mas.

Es normal que los niños tengan dificultades con alguna tarea de vez en cuando, pero si una determinada área del aprendizaje se convierte en un problema constante , podría indicar que existe un trastorno de este.

Según los psicólogos los trastornos del desarrollo del aprendizaje son un termino genérico para una amplia variedad de problemas de aprendizaje. Un problema de este tipo no es un problema de inteligencia o motivación. Los niños con problemas de aprendizaje no son perezosos ni tontos, de hecho la mayoría son igual de inteligentes que los demás, sencillamente sus cerebros reciben y procesan la información de manera diferente. Los trastornos mas habituales implican problemas con la lectura, la escritura y las matemáticas.

El psicólogo Banus Llort en su pagina de psicología infantil y juvenil, nos aclara que :

No hay que confundir los Trastornos específicos del Aprendizaje con los Trastornos Generalizados del Desarrollo. Los primeros hacen referencia a problemas delimitados a áreas concretas (lectura, cálculo, etc.), no presentando el niño déficit significativos en las otras áreas. Mientras que los segundos (T.G.D.) se utilizan para designar a problemas que pueden ser severos y afectan a todas las áreas del desarrollo infantil (conductual, comunicativa, cognitiva, social, etc.).

En relación con las causas explica que no se debe apuntar hacia una dirección única, no obstante, se acepta la primacía de factores neurobiológicos en interacción con otros factores no orgánicos, como las oportunidades para aprender, la calidad de la enseñanza, el nivel cultural de su entorno, la implicación de los padres, etc.

Un temprano diagnostico y una intervención psicopedagógica adecuada, puntualiza, mejorara el rendimiento de los niños notablemente y en la mayoría de los casos no presentaran ningún problema en la vida adulta, sin embargo si las dificultades de aprendizaje no son precozmente tratadas pueden producir , a parte del retraso educativo , un conjunto de situaciones secundarias como el rechazo a la escuela y la educación y respuestas emocionales inadecuadas.

La asociación Helpguide estadounidense nos identifica los síntomas y signos mas comunes en las diferentes etapas escolares, y aunque aclara la dificultad para identificar los problemas de aprendizaje, debido a las amplias variaciones que existen y las diferencias de un niño a otro, considera que hay ciertas señales de advertencia que son mas comunes en las diferentes edades:

 Edad preescolar

  • Problemas para pronunciar y/o encontrar las palabras adecuadas.
  • Dificultad para rimar, aprender el alfabeto , los números, colores , formas , días de la semana.
  • Dificultad para seguir instrucciones o rutinas de aprendizaje.
  • Dificultad para controlar los crayones, lápices, tijeras o colorear dentro de las líneas.

Edades 5-9 años

  • Dificultad para aprender la relación entre letras y sonidos, incapaz de combinar los sonidos para formar palabras.
  • Confundir de palabras básicas en la lectura.
  • Dificultad para aprender los conceptos básicos matemáticos.
  • Dificultad para decir la hora y recordar secuencias.

Edades de 10-13 años

  • No le gusta la lectura y escritura, evita las lecturas en voz alta.
  • Dificultad para la organización ( dormitorio, tareas etc)
  • Problemas para expresar lo que piensa en voz alta y el seguimiento de debates o conversaciones.
  • Mala caligrafía.

La asociación también nos agrupa los problemas mas comunes por áreas de aprendizaje.

Dificultades con la lectura (dislexia) : Los problemas con la lectura de dividen en dos tipos, problemas de lectura básicos ( la dificultad para entender la relación entre los sonidos, las letras y palabras) y Problemas de comprensión ( que se produce cuando hay una incapacidad para comprender el significado de lo que se lee).

Dificultades con las matemáticas (discalculia) las dificultades en matemáticas varían mucho dependiendo de otros puntos fuertes o débiles del niño, un niño con este trastorno puede tener dificultades con la memorización y organización de números , secuencias temporales etc.

Dificultades con la escritura (disgrafía) Las dificultades en la escritura pueden implicar el acto físico de escribir o la actividad mental de comprender y sintetizar la información. El trastorno básico se refiere a la dificultad física al formar letras o palabras y la discapacidad expresiva indica la dificultad para organizar el pensamiento en un papel.

Dificultad motora (dispraxia) Se refiere a problemas con el movimiento y la coordinación, ya sean las habilidades motoras finas ( recortar, escribir, ensartar) o habilidades motoras gruesas (correr, saltar).

Dificultades del lenguaje (afasia/disfasia)Los signos de trastorno en el aprendizaje basados en el lenguaje implican problemas con las habilidades del lenguaje verbal, tales como la capacidad de volver a contar una historia y la fluidez del habla así como la capacidad de comprender el significado de las palabras.

Trastornos de procesamiento auditivo. Se refiere a la capacidad de escuchar, procesar e interpretar los sonidos correctamente, a menudo no reconocen las diferencias sutiles entre los sonidos de palabras.

Trastornos del procesamiento visual. Dificultad para interpretar la información visual.

Como vemos el diagnostico de un problema de aprendizaje no siempre es fácil, puede ser difícil enfrentarse a la posibilidad de que nuestro hijo pueda tener algún tipo de trastorno , ningún padre quiere ver a su hijo sufrir , nos preocupa el futuro de nuestros hijos y lo que puedan llegar o no a lograr. A veces no queremos puntualizar en las dificultades que presentan, por miedo a que sea etiquetados como “lentos” en el ámbito escolar. Pero como bien nos explican los profesionales, la falta de actuación temprana es un gravísimo error. Lo importante es recordar que los niños con este tipo de problemas son tan inteligentes como los demás, solo necesitan que se les enseñe de forma distinta , adaptándose a sus estilos de aprendizaje únicos. El aprender acerca de las dificultades de aprendizaje de nuestro hijo en particular, nos hará brindarle las ayudas adecuadas, para allanar el camino hacia su éxito personal y educacional.

Usted no esta solo, la familia frente a una discapacidad

  Me es muy difícil entender la naturaleza de todas las cosas, es natural ser diferente, esta diferencia nos hace únicos ante los demás… entonces ¿por qué me señalas como diferente a ti?; ¿acaso no somos distintos y por lo tanto en esencia lo mismo?”  Yadiar Julián (Doctor en Pedagogía, México) 

Recientemente leyendo sobre los programas de apoyo a las familias con niños con discapacidades o enfermedades crónicas existentes , tope con un articulo en una publicación del National Dissemination Center for children with disabilities (NICHCY) (EE:UU) escrito por: Patricia McGill Smith (directora ejecutiva de National Parent Network on Disabilities) el cual me gustaría comentar y resumir. En dicho articulo se explica claramente y de una forma muy cercana todo el proceso psicológico y emocional al que se enfrentan las familias al enterarse que su niño tiene alguna discapacidad. Todos los padres no pasan por esas etapas pero es importante para ellos saber identificar todos los sentimientos potencialmente penosos que pueden presentarse. Según la autora las reacciones mas comunes en esta etapa inicial suelen ser: La negación que rápidamente se fusiona al enojo el cual suele ser dirigido hacia el personal medico, y además puede afectar la comunicación entre los padres o con los restantes miembros de la familia. En las primeras etapas el enojo es tan intenso que toca a casi todos.  El miedo es otra respuesta inmediata , el miedo a lo desconocido, al diagnostico y gravedad real del mismo, al futuro y al rechazo de la sociedad, así como el miedo a si los hermanos podrán padecer lo mismo o incluso si el niño será amado realmente por los otros miembros de la familia. Estos temores casi pueden paralizar a los padres.  La culpabilidad y preocupación acerca si los mismos padres son los responsables y han causado el problema, muchos sentimientos de reproche y remordimiento pueden derivarse del objetar la causas de la discapacidad.  La confusión también marca este periodo como un resultado de no entender totalmente lo sucedido y lo que sucederá, la confusión se manifiesta a través de la perdida de sueño , la inhabilidad para tomar decisiones y una sobrecarga mental. En medio de todo esto la información puede parecer alterada o distorsionada. A menudo los padres simplemente no pueden estar receptivos a la información que están recibiendo acerca de la discapacidad de su hijo.  La falta de poder para cambiar lo que esta sucediendo es muy difícil de aceptar. Es extremadamente difícil ser obligados a depender de juicios, opiniones y recomendaciones de otros.  La desilusión de tener un niño que no es perfecto, en muchas ocasiones presenta un reto al orgullo personal de muchos progenitores.  El rechazo es otra reacción que experimentan muchos padres, este puede ser dirigido hacia el niño, hacia el personal medico o hacia otros miembros de la familia. Durante este periodo de tiempo los padres sufren una serie de sentimientos diferentes y altibajos emocionales muy difíciles de medir , solo ellos saben como están experimentando esta constelación de emociones, por eso en el articulo la autora enumera una serie de acciones constructivas utilizadas por otras familias que les ayudaron durante el difícil proceso de aceptación y entendimiento del diagnostico de sus hijos

  • Búsqueda de asistencia de otro padre. Existen asociaciones y programas para ayudar a la familias, otros padres que estén pasando por la misma situación son la mejor fuente de entendimiento, comprensión y ayuda a las familias.
  • Hablar con su conyugue, familia y otros seres queridos. Generalmente los padres erróneamente no comunican sus sentimientos relacionados con los problemas que tienen su hijo, a menudo están muy preocupados por no ser una fuente de fuerza para su conyugue. Mientras mas comunicación puedan tener en momentos difíciles, mayor será su fuerza colectiva.
  • Confíe en fuentes positivas en su vida Acérquese a aquellos que antes hayan sido una fuente de fuerza en su vida., ya sean consejeros religiosos, amigos, o profesionales. No se debe ser reacio a hablar de los problemas y sufrimientos, ni a buscar ayuda cuando se necesite.
  • Viva un día a la vez . El miedo al futuro puede inmovilizar a las personas, hay que intentar pasar a través de cada día un paso a la vez.
  • Aprenda terminología. Preguntar el significado de cada palabra que no se entienda le dará a la familia mas seguridad.
  • Busque información. Buscar información de una manera organizada, le ayudara a entender a los padres mas acerca de su niño y las maneras efectivas de ayudarlo en su desarrollo.
  • No se sienta intimidado. Muchos padres se sienten intimidados frente a los profesionales médicos, la familia no tiene que dar explicaciones por querer saber lo que esta ocurriendo. No deben preocuparse por parecer molestos haciendo un montón de preguntas. Están en su derecho a saber todo acerca de su hijo.
  • No tenga temor a mostrar sus emociones. Es un error reprimir la emociones, revelar los sentimientos no es una muestra de debilidad sino todo lo contrario.
  • Aprender a tratar con los sentimiento naturales de Enojo y Amargura. Es muy importante reconocer y trabajar a través de las emociones negativas que naturalmente los padres irán experimentando, de esta manera serán capaces poco a poco de aprender a enfrentarse a ellas y alejarlas.
  • Mantenga un aspecto positivo. Una actitud positiva será una de las herramientas mas valiosas para tratar con los problemas que tiene las familias.
  • Manténgase en contacto con la realidad. Esto significa aceptar la vida en la forma que es, es aceptar que hay cosas que las familias pueden cambiar y mejorar y se debe trabajar en esa vía, pero que sin embargo hay cosas que no podrán cambiar nunca y deben aceptar.
  • Recuerde que el tiempo esta de su lado. Criar un niño con problemas no es tarea fácil, pero el tiempo siempre ayudara para aliviar cualquier problema.
  • Encuentre programas para el niño. Existen programas y asociaciones para guiar a las familias en la mejor manera de potenciar las habilidades de su niño, de educarlo y hacer alcanzar grandes logros en su vida diaria.
  • Tome cuidado de si mismo. Las familias no deben olvidar los cuidados hacia ellos mismos, muchas veces los progenitores se centran tanto en los cuidados de su hijo que descuidan el suyo propio y esto es un error, deben comprender que mientras mejor estén ellos tanto física como emocionalmente, mejor serán los cuidados que puedan ofrecer a su hijo.
  • Evite la compasión. La compasión es un sentimiento que no se necesita , es un acto que incapacita. La compasión debe ser cambiada por la simpatía, la cual es la habilidad de sentir afecto por otra persona.
  • Decida como tratar con otros. Muchas veces las familias se sienten enojadas por las reacciones no adecuadas de los demás, estas generalmente se deben a la falta de conocimiento , de entendimiento o simplemente de no saber que decir ante lo desconocido. Entender que mucha gente no sabe como comportarse hará que las familias no gasten tantas energías preocupándose por las reacciones ajenas.
  • Mantenga las rutinas diarias tan normales como sea posible. Practicar este habito produce normalidad en los momentos que la vida parece no tenerla.
  • Recuerde que este es su niño. El niño viene en primer lugar, las discapacidades en segundo. Que el desarrollo de su hijo no sea igual al de otros, no lo hace menos valioso. Amar y disfrutar de sus hijo es lo mas importante siempre, todo lo demás es secundario y en este punto es donde los padres deben encontrar la tranquilidad que necesitan
  • Reconozca que usted no esta solo. El sentimiento de aislamiento en el momento del diagnostico es casi universal entre todos los padres. Saber que no se esta solo es una gran ayuda constructiva para las familias.

 La noticia de un problema o discapacidad en alguno de nuestros hijos tiene efectos muy profundos en la familia. Saber que no se esta solo y que todos esos sentimientos y frustraciones son un proceso normal experimentado por muchos y conocer las pautas que otros han seguido para adaptarse y vivir con el impacto de una discapacidad en la familia, creo que es de gran ayuda para todos aquellos que se encuentren en la misma situación.